Es noticia en Provincia: Paleontología Robo Memoria histórica Sucesos Reto demográfico Medio Ambiente exceso de velocidad incendios forestales Agricultura
Gasolineras

La gasolina barata afianza su clientela tras la subida del IPC

La automatización de las estaciones de servicio y la reducción de costes de personal permite ofrecer precios más competitivos
La gasolina barata afianza su clientela tras la subida del IPC
Foto: Saúl García
04/06/2024 - Rubén M. Checa

Con la subida de prácticamente todos los precios a raíz de la inflación y la guerra en Ucrania, hubo una época en que llenar el depósito del vehículo casi parecía una actividad de lujo. El litro del diésel o de la gasolina se llegó a situar por encima de los 2,30 euros, unas cantidades que si bien ya se han relajado respecto a hace unos años, continúan más altas que antes de la crisis inflacionista.

Durante los últimos siete días, el precio medio de los diferentes productos petrolíferos en la provincia de Cuenca ha sido, respecto a la gasolina sin plomo 98, 1,83 euros el litro. El de sin plomo 95 está a 1,65 euros, mientras que el gasóleo A+, asciende a 1,64 euros y el del diésel habitual oscila los 1,48 euros.. 

A raíz de estos elevados precios, los consumidores comenzaron a frecuentar las denominadas gasolineras ‘low cost’, una tendencia que se ha mantenido en el tiempo gracias a un modelo de negocio que ofrece precios más reducidos a los consumidores de carburantes. 

Muchas de esas gasolineras ya llevan varios años abiertas como la de Autonetoil de Cuenca capital, que abrió sus puertas en 2017. Como explican, ofrecen precios muy bajos en combustibles de alta calidad, que se consigue gracias a un ajuste de precios ya que la estación está automatizada aunque eso sí, se cuenta con personal de atención a pista en horario diurno para ofrecer un mejor servicio a sus clientes. 

Ellos, detalla la compañía, agradecen que haya en la capital una estación de servicio que ofrezca buenos precios pese a la subida del IPC y la inflación, por lo que cuentan con una buena base de clientes fieles “que están agradecidos con el servicio que ofrecemos”. 

Además, explican que es un falso mito asociar la gasolina barata a la mala calidad, ya que su combustible proviene de los principales proveedores del mercado que suministra a las grandes marcas. 

La estación de servicio de Beroil en Tébar lleva abierta cinco años y en los últimos tiempos, dada su proximidad a la autovía A-3, y como explica su propietario Rodrigo, han notado un incremento de camioneros que repostan en sus instalaciones. 

Estaciones de servicio como Autonetoil de Cuenca o T9 de Tarancón han visto afianzada su clientela por sus precios más ajustados

Aquí, defiende, tienen precios de mercado, y dado que no tienen personal ni descuentos, pueden ofrecer tanto el diésel como la gasolina mucho más barata que la competencia. “Si una gasolinera te descuenta ocho céntimos con tarjetas, su precio de venta va a ser más caro para poder descontarlo”, subraya. 

Además, el cambio de hábitos de los consumidores también está haciendo que aumente el número de estaciones de servicio enfocadas a ofrecer precios más baratos que las grandes compañías. Es el caso de T9, que hace tres meses abrió sus puertas en Tarancón. David es uno de sus responsables e indica que durante este tiempo “la gente apuesta más por el ahorro que por una marca grande”. 

Los productos petrolíferos que ofrecen son adquiridos en Exolum, de donde provienen la mayoría de carburantes que se venden en las gasolineras de España y que cumplen con todas las exigencias y regulaciones impuestas por las administraciones. La diferencia, como explica David, es que cada compañía, una vez adquirido el producto, echan sus propios aditivos, lo que hace que vaya aumentado el precio de venta. 

En el caso de T9, no disponen de tienda y su gasolinera está atendida 13 horas al día de lunes a domingo por tres personas en diferentes turnos y las otras once horas opera en régimen de autoservicio, por lo que se reducen los costes respecto a otras grandes gasolineras y pueden ofrecer un precio más económico que sus competidores. “Hemos tenido bastante buena acogida estos meses”, explica David, quien subraya que la marca T9 está en expansión por nuestro país. 

En definitiva, la gasolina a precios más económicos ha ganado y afianzado su clientela en la provincia de Cuenca a raíz de las subidas de los últimos años ya que, a pesar de no ser grandes marcas comerciales, el combustible que ofrecen proviene de los mismos proveedores que suministran a las grandes compañías. También están ahorrando costes, ya que muchas de estas instalaciones están automatizadas y ofrecen un modelo atendido por personal en horario diurno pero desatendido por la noche, y han eliminado tiendas u otros elementos que persiguen ofrecer al cliente la máxima calidad a precios más bajos que la competencia. 


Etiquetas:

Gasolineras