Es noticia en Provincia: Guardia Civil Cuenca Política Cuenca Ahora ASAJA Cuenca IPC Senderismo
Laboral

La falta de mano de obra se ceba con la construcción y la hostelería

La Agrupación Provincial de Hostelería asegura que en la época estival se requieren hasta 2.000 trabajadores más, mientras que desde APYMEC se estima que esa cifra asciende al millar
La falta de mano de obra se ceba con la construcción y la hostelería
30/05/2022 - Miguel A. Ramón

La preocupación reina en los sectores de la hostelería y la construcción. Encontrar mano de obra se está convirtiendo en un serio problema y un auténtico quebradero de cabeza. Una cuestión generalizada en todo el país y de la que la provincia de Cuenca no es una excepción, todo lo contrario.

De hecho, tanto desde la Agrupación Provincial de Hostelería y Turismo de Cuenca (APHT) como de la Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción y Afines de Cuenca (APYMEC) y la compañía de recursos humanos Adecco en Cuenca corroboran esta problemática, a la que, según aseguran, se están enfrentando en la actualidad con la llegada del verano, época tradicionalmente en la que registran un incremento considerable de la actividad. 

No en vano, las estimaciones iniciales del sector de la hostelería conquense apuntan a que sean necesarios para los meses estivales en torno a 2.000 trabajadores más, mientras que en la construcción calculan que esta cifra ronde el millar.

HOSTELERÍA

Para el secretario provincial de la APHT, Diego López, esta falta de mano de obra en la hostelería conquense se viene arrastrando desde antes, incluso, de la pandemia, por lo que no duda en hablar de “un problema estructural, si bien sí reconoce que ha repuntado en la actualidad con la proximidad del verano. Una situación que se repite en ciertas épocas del año, coincidiendo con periodos concretos de mucha actividad.

López cree que esta situación responde a diversos factores, entre ellos, la idiosincrasia de esta actividad económica; es decir, el hecho de que se trate de un trabajo muy sacrificado y que se desarrolle parcialmente en festivos y fines de semana y en unos horarios bastante complicados. 

Cuestiones que, a su juicio, restan atractivo al sector para los demandantes de empleo, a lo que hay que sumar que “el trabajo de camarero no esté muy bien valorado socialmente”; algo que se refleja, según señala, en la escasa demanda registrada por los ciclos formativos de Servicios de Restauración, mientras que en aquellos relacionados con Cocina y Gastronomía ocurre todo lo contrario.

Defiende la necesaria formación profesional de los trabajadores del sector, porque, de esta manera, encuentran con mayor facilidad un puesto de trabajo con mejores condiciones laborales, al tiempo que se combate la escasa profesionalización que siempre ha caracterizado a la hostelería.

A día de hoy, el sector hostelero ve complicado cubrir toda la demanda extraordinaria de empleos de la temporada de verano, al tiempo que asegura no entender cómo puede ocurrir cuando “tenemos más de 3 millones de desempleados en nuestro país”.

La falta de mano de obra se ceba con la construcción y la hostelería

CONSTRUCCIÓN

Desde APYMEC, su representante, Javier Redondo, habla de falta de mano de obra en todos los subsectores de la construcción, desde albañilería, fontanería, carpintería, estructuras, etc. Una situación que ha repuntado en la actualidad ante el aumento de la actividad constructora con el buen tiempo.

Y es que, según subraya, “en Cuenca después de varios años con una profunda crisis económica, muchos conquenses optaron por marcharse en busca de trabajo a Madrid y Valencia y después de un tiempo es difícil que ese talento pueda regresar a Cuenca”.

Pero, además, a esta circunstancia se añade, según dice, un detalle importante, como es que la mano de obra de este sector requiere de una cualificación muy específica, lo que acota bastante las posibilidades de contratación.

De ahí que desde APYMEC se considere necesario apoyar la formación dual; es decir, una formación que permita, además de dar cabida a subvenciones, a que la gente no cualificada se forme adecuadamente en las propias empresas, de tal manera que transcurrido un tiempo pueda desempeñar su función de manera efectiva.

A esta falta de trabajadores cualificados, Redondo añade la actual problemática de suministro de materias primas y la fluctuación de precios que está llevando consigo que “algunas constructoras no den ni siquiera precio para ejecutar nuevas obras; ahora que, tras dos años de pandemia, hay mucha gente con ganas de invertir y en busca de nuevos hogares donde sentirse a gusto por si se repite un escenario similar”.

PERSONAL CUALIFICADO

El director de Adecco en Cuenca, Juan Diego Peñalver, apunta, por su parte, en este sentido que “desde hace un tiempo hemos detectado que, tanto en hostelería como en construcción, se puede hablar de falta de formación en los perfiles demandados y escasez de profesionales. Y es que, tal y como recalca, la construcción hoy en día está evolucionando en calidad, sostenibilidad de los procesos, etc. lo que hace necesario disponer de profesionales que pongan en marcha estas nuevos procedimientos, como por ejemplo técnicos de prevención en riesgos laborales.

En cuanto a la hostelería, Peñalver afirma que “lo que nos trasladan las empresas de la zona es también la escasez de personal formado en el sector. La gente que encuentran que quiere trabajar no se ha formado en hostelería, por lo que las empresas cada vez tienen que invertir más tiempo y recursos en poder formar a esos trabajadores”.

Tiempos complicados, por lo tanto, para dos sectores con un importante peso específico en la economía conquense, que requieren de pronta solución.