Es noticia en Provincia: Patrimonio Juzgados Comercio Agroalimentación Elecciones Europeas junio 2024 Política Defensa Personal
Almendra

"Si no haces un tratamiento adecuado, en dos años se te va el 80% de la producción”

La Consejería de Agricultura ha declarado plaga de avispilla del almendro, que afecta a un centenar de municipios de Cuenca y Albacete
"Si no haces un tratamiento adecuado, en dos años se te va el 80% de la producción”
Foto: Crisolar
04/03/2019 - Dolo Cambronero

Los agricultores llevaban tiempo demandándolo. La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ya ha declarado la existencia de la plaga provocada por Eurytoma amygdali (Enderlein), la conocida como avispilla del almendro, en la región, en concreto, en 70 pueblos de la provincia de Albacete y una treintena de Cuenca. El Gobierno regional ha establecido medidas fitosanitarias obligatorias para combatirla.

Según la orden publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, los titulares de plantaciones de almendros afectados deberán realizar tratamientos fitosanitarios adecuados en los momentos en los que la plaga sea más vulnerable y con los productos autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Asimismo, deberán retirar las almendras afectadas, las cuales tendrán que destruirse mediante quema antes de la emergencia de las nuevas avispillas. Estos frutos no se podrán utilizar para alimento del ganado, combustible de estufas u otros usos. El incumplimiento de estas medidas acarreará sanciones.

Los solicitantes de ayudas a la agricultura ecológica que, con el fin de combatir la avispilla, tengan que utilizar productos no autorizados para este tipo de agricultura, podrán seguir optando a las subvenciones aunque la almendra no se podrá comercializar como ecológica.

El documento también establece que habrá que tener especial cuidado en las parcelas en las que existen colmenas para que los tratamientos no coincidan con la estancia de las mismas en estas zonas.

VALORACIÓN

“Es una plaga muy devastadora. Si no haces un tratamiento adecuado, en dos años se te va el 80% de la producción”, señala Eduardo Casas, ingeniero agrónomo de Crisolar, que celebra la orden de Agricultura puesto que obligará a todos los agricultores a tratar sus árboles, incluyendo los cultivos abandonados. Este profesional también destaca que los solicitantes de ayudas a la agricultura ecológica puedan usar productos fitosanitarios sin perder las subvenciones.

Casas señala que, de seguir con las altas temperaturas inhabituales para estas fechas y que han hecho que se haya adelantado la floración del almendro, habrá que empezar a tratar los árboles en “dos o tres semanas”. En este sentido, destaca que para combatir a estos organismos es bueno el frío, algo bastante ausente en este invierno.

La avispilla realiza su puesta en primavera en la almendra recién cuajada, permaneciendo todo el año en su interior alimentándose de la semilla. Al año siguiente, practica un orificio en la cáscara y sale al exterior, coincidiendo con las almendras de la campaña siguiente.

La primera vez que se tuvo conocimiento de la posible presencia de este organismo en Castilla-La Mancha fue en julio de 2010, en el municipio albaceteño de Mahora. Durante estos años, se ha extendido por un gran número de localidades, abarcando la comarca de La Manchuela y pueblos limítrofes a ésta.

PUEBLOS AFECTADOS

Los pueblos de la provincia de Cuenca afectados por la medida son: Alarcón, Campillo de Altobuey, Casas de Benítez, Casas de Fernando Alonso, Casas de Guijarro, Casas de Haro, Casasimarro, Castillejo de Iniesta, El Herrumblar, El Peral, El Picazo, Enguídanos, Graja de Iniesta, Iniesta, Ledaña, Minglanilla, Mira, Motilla del Palancar, La Pesquera, Pozoamargo, Pozorrubielos de la Mancha, Puebla del Salvador, Quintanar del Rey, Sisante, Tébar, Valhermoso de la Fuente, Villagarcía del Llano, Villalpardo, Villanueva de la Jara y Villarta.

El adelanto de la floración mantiene la preocupación de los agricultores
"Si no haces un tratamiento adecuado, en dos años se te va el 80% de la producción”

Es la típica estampa que anuncia que la primavera está cerca. Pero los almendros en flor han teñido este año los campos de blanco y rosa palo antes de lo habitual. Aunque es todo un espectáculo para la vista, la hermosa fotografía preocupa a los agricultores, que alertan de los problemas que esto puede acarrear si hay heladas en estos meses.

“Llevan 20 días de adelanto. Las variedades tempraneras están ya en flor; las tardías, aún no. Pero si siguen estas temperaturas, abrirán antes”, explica Manuel Olmeda, gerente de Almendras Olmeda, cuya central está en Motilla del Palancar. “Cuanto antes florecen los almendros, más noches pasan al raso”, detalla.

No obstante, señala que los problemas llegan si las temperaturas bajan por debajo de cero grados a lo largo de los próximos meses. “Si no hiela, no pasa nada”, puntualiza, concretando que el mayor peligro para estos árboles se concentra a finales de marzo y principios de abril, cuando el tiempo puede jugar malas pasadas aún. “Nosotros decimos que el 20 de abril, está salvada la campaña”, apunta.

De todas formas, Olmeda dice que la falta de agua de este año le preocupa casi aún más. “Es peor para el almendro si no llueve”, indica este profesional, recordando la destacada ausencia de precipitaciones de este invierno. No obstante, resalta que una vez que se ha producido la floración, tampoco viene bien el agua “porque limpia el polen”.

En relación a si se está observando un posible cambio climático, Olmeda considera que no se puede afirmar rotundamente esto porque, por ejemplo, la campaña pasada los almendros florecieron más tarde. Sin embargo, sí reconoce que “se nota que las heladas no son tan grandes como años atrás. Pero lo de este invierno no es normal”.

Eduardo Casas, ingeniero agrónomo de Crisolar, también apunta que para hablar de cambio climático habría que analizar largos periodos de tiempo pero añade que sí cree que las consecuencias de los deshielos polares ya se están dejando notar. “El ciclo biológico de las plantas se está alterando”, detalla el profesional, que desarrolla su trabajo en el municipio conquense de Villalpardo.

“Se ha adelantado la floración del almendro unas semanas. Los cultivos leñosos, en general, se están adelantado. Pero es que lo normal sería que estuviera lloviendo y las temperaturas no fueran tan altas”, añade Casas, que explica que esto preocupa al sector.

Y asegura que, aunque no haya heladas, si el fruto se está desarrollando y las temperaturas bajan de repente muchos grados, esto supone un “estrés” para la planta, lo que hace que se paralice el crecimiento de los almendros.