Es noticia en Provincia: incendios forestales Parque Arqueológico de Segóbriga Paleontología Sucesos Agricultura exceso de velocidad Medio Ambiente Memoria histórica Robo
Plan Infocam

De Cuenca a Canadá para luchar contra los incendios forestales

Una cuadrilla de la base de Campillos-Paravientos de GEACAM se desplazó hasta el país para colaborar en la extinción de varios siniestros en el entorno de Quebec
Fotos: INFOCAM
10/07/2023 - Rubén M. Checa

Cuando se detecta un incendio forestal, todos los medios materiales y humanos que hayan disponibles se pueden quedar cortos según la evolución que cojan las llamas. Puede ocurrir que en cuestión de horas el fuego quede apagado, o en cambio, depende de la tipología de las llamas su extinción se puede demorar varios días, semanas o meses.

Canadá esta viviendo este 2023 su peor año en cuanto a incendios forestales se refiere, y es que en los últimos meses el fuego ha arrasado casi 4 millones de hectáreas. Durante varias semanas, la provincia de Quebec ha sido la más afectada, y dada la magnitud de los siniestros, el gobierno canadiense hizo un llamamiento internacional para combatir las llamas. 

Ahí entraron tanto España como Castilla-La Mancha, ya que el Plan INFOCAM del Gobierno regional decidió enviar hasta el país norte americano un total de 26 efectivos para colaborar en la extinción de los incendios forestales: 22 bomberos forestales de la base de Campillos-Paravientos, en plena Serranía conquense, dos directores de centros operativos provinciales (de Cuenca y Albacete), un jefe de logística (Ciudad Real) y un técnico analista (Toledo). 

Al mando de todo el equipo estaba Pepe Almodóvar, director del Centro Operativo Provincial de Incendios Forestales de Cuenca, quien se encargó de coordinar la comitiva castellano manchega que partió hacia tierras canadienses el pasado 14 de junio, y regresaron a la región en la madrugada del viernes día 30 después de haber vivido una experiencia “muy enriquecedora”. 

Así lo relata Almodóvar en una conversación con Las Noticias de Cuenca, quien asegura que a todo el equipo “le ha gustado mucho” desplazarse al otro lado del charco. “En nuestros planes de este verano no estaba la posibilidad de salir, y de repente que nos den la oportunidad de ir a Canadá a colaborar en la extinción de incendios ha sido una experiencia que no la podíamos dejar escapar”, subraya. 

 

Pepe Almodóvar.// Foto: Lola Pineda

Nada más pisar suelo americano vieron la complicada situación que había en el país, con mucha superficie afectada e incendios simultáneos en varias partes de la provincia de Quebec. “Cuando llegamos estaba lloviendo, y pensamos que a lo mejor habíamos ido para poca cosa, pero el comportamiento de las llamas en ese país es muy diferente a cómo es en Castilla-La Mancha”. 

Y es que, Almodóvar explica que, en esa parte del continente, aunque llueva, casi no afecta al fuego porque allí hay una capa de materia orgánica de mantillo “muy, muy importante” el fuego permanece rescoldando a pesar del agua, por lo que una vez salió el sol, el incendio se volvió a propagar. “En Cuenca o España, con dos o tres días de lluvia las llamas se apagan, pero allí no”, sostiene. 

Al equipo español se encargó de extinguir un incendio de unas 50.000 hectáreas en el norte de Quebec (misma cantidad de terreno que ardió en los dos incendios de Zamora del año pasado). Los agentes y autoridades de Canadá se portaron “súper bien” recuerda Almodóvar, quien además relata que este incendio ha dado “más de una lección al equipo”. 

En primer lugar, porque al ser un territorio tan al norte, uno se piensa que quizás nunca puede arder, pero sí lo hace y de una forma diferente. En segundo, al ser incendios de subsuelo, es algo poco habitual en el mediterráneo pero muy habitual allí, por lo que ese intenso trabajo de doce horas diarias ha sido sin duda un pequeño máster en extinción de incendios forestales. 

Han aprendido desde el trabajo de los medios aéreos que hacen los agentes de Canadá hasta cómo usan el agua, ya que tienen ríos, lagos y estanques “por todos lados” con una serie de bombas pre instaladas que permite tener agua disponible casi de forma continua y sin problemas. Del mismo modo, aprendieron sus pautas de seguridad y de extinción.

Una experiencia vivida en primera persona por parte de este equipo del Plan INFOCAM que, asegura Almodóvar, “sin duda va a aportar muchísimo a la región como a la hora de consolidar equipos, entender el comportamiento del fuego en según que circunstancias” y, sobre todo, lo ha puesto a  prueba como organización de cara a ayudar en otros países. Porque esta ha sido la primera experiencia internacional de los bomberos forestales de Castilla-La Mancha como equipo completo. “Ha salido muy bien”, asegura el director del centro operativo conquense. 

Con todo, una experiencia “muy gratificante” por la que Almodóvar se muestra muy agradecido, sobre todo por la confianza de los mandatarios regionales depositada en la base de Campillos-Paravientos, que ha provocado que la gente “esté hipermotivada” para continuar con la campaña contra incendios forestales de Castilla-La Mancha. 

España, sumando a los integrantes de los operativos de Murcia, Cataluña, Madrid y del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, ha aportado a la misión 97 efectivos en total, de los que 26 han sido de Castilla-La Mancha.