2 de Julio de 2020 Son las 16:32

Provincia

Provincia

Especial Semana Santa 2020
Efectos del coronavirus en Cuenca

La Covid-19 diezma los campamentos de verano

El miedo al contagio, las estrictas medidas de seguridad y el consiguiente incremento de costes está provocando la suspensión de la práctica totalidad de los campamentos en la provincia

La Covid-19 diezma los campamentos de verano
Una de las actividades que se han llevado a cabo en años anteriores en el Campamento Juvenil de Los Palancares y que, en esta ocasión, no se celebrarán ante la pandemia de la COVID-19. //Foto: Sana Food
21/6/2020 · Miguel A. Ramón

Es evidente que la pandemia de la COVID-19 ha cambiado el orden normal de las cosas en prácticamente todos los ámbitos de la vida y, por supuesto, los campamentos de verano no son una excepción, ahora que vuelven con la entrada en la Fase 3 de la desescalada. Eso sí, un regreso con muchas restricciones que ha generado bastante incertidumbre entre los organizadores de este tipo de eventos hasta el punto de que este año en nuestra provincia prácticamente han desaparecido del mapa, salvo alguna contada excepción.

El miedo al contagio, las restrictivas medidas de seguridad sanitaria marcadas para este tipo de actividades en la Fase 3 y el consiguiente incremento de los costes no solo en personal sino también en productos de limpieza y desinfección, etc. están provocando una oleada casi generalizada de cancelaciones de campamentos de verano, aunque, eso sí, también haya algún caso que otro que aún no ha tirado la toalla y ha optado por retrasar el comienzo de los campamentos a la espera de cómo se comporta la demanda ante esta nueva situación.

Un escenario en el que los campamentos de verano solo se pueden celebrar respetando un aforo del 50 por ciento con un máximo de 200 participantes en grupos de no más de 10 personas, incluido el monitor, manteniendo la distancia social y llevando la mascarilla cuando no sea posible. Todo ello unido a las correspondientes medidas de limpieza y desinfección de las instalaciones.

SUSPENDIDOS

Condicionantes que han hecho que muchos se echen atrás este año y no celebren sus tradicionales campamentos. Sin ir más lejos, tal es el caso de las Parroquias de la capital de San Fernando, La Paz y San Julián, que este año no llevarán a cabo el Campamento Juan Pablo II en sus instalaciones de Villaconejos de Trabaque, que estaba previsto del 22 de junio al 9 de agosto y para el que ya tenían inscritos más de 350 niños.

Pero, según aseguran en un comunicado oficial, ante la actual situación por la pandemia, se han visto “en la obligación física y moral” de suspender todos los turnos. Una decisión que argumentan en su preocupación por “el alto riesgo de contagio y más en una actividad como la nuestra”.

Los 354 niños que anualmente pasan todos los veranos por el Albergue de Fuente de las Tablas no lo harán este año. //Foto: Diputación

Idéntica decisión han adoptado las Esclavas Carmelitas de la Sagrada Familia con su Campamento Nazaret en la localidad de Cañizares. Después de “valorar detenidamente la situación” han decidido cancelar las actividades contempladas del 28 de junio al 2 de agosto. Aducen para su cancelación, que tildan de “bien para todos”, “no contar con certezas sobre la evolución de la epidemia de cara al verano, siendo imposible garantizar en una actividad como la nuestra las medidas de distanciamiento social”.

El Campamento Pio XI, que organiza el movimiento de apostolado seglar ‘Católicos en acción’, surgido directamente de la conocida Acción Católica, tampoco se celebrará este año en el paraje natural ‘El manantial’ de Poyatos, programada del 24 de junio al 9 de agosto, tal y como confirmaron a esta redacción.

DIPUTACIÓN

Instituciones como la Diputación Provincial de Cuenca y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha no han sido una excepción y también han decidido suspender sus campamentos infantiles y juveniles en el Albergue Fuente de las Tablas y en Los Palancares, respectivamente.

Santiago Gómez, diputado provincial de Medio Ambiente, Deportes, Desarrollo Sostenible y Juventud, ha confirmado a esta redacción que los 354 niños de 6 a 15 años que anualmente disfrutan de las magníficas instalaciones de la Fuente de las Tablas, desde finales de junio a mediados de agosto, no lo podrán hacer este año. Y es que, en su opinión, “al igual que no hay clases presenciales en los colegios desde hace meses, no hay razones para celebrar los campamentos de verano, que, al fin y al cabo, se desarrollan en condiciones similares”. Se han suspendido, según dice, por “lógica, pura y dura”, aunque también se haya tenido en cuenta la probable caída en la demanda ante “el lógico miedo de los padres al contagio de sus hijos”, aunque, tal y como incide, se esté trabajando en la actualidad en la adaptación del albergue a la nueva realidad marcada por la COVID-19 con el fin de convertirlo en un recinto seguro y con garantías.

GRUPOS PARTICULARES EN FUENTE DE LAS TABLAS

La suspensión de los campamentos de verano de este año de la Diputación de Cuenca no lleva consigo expresamente que la actividad no vaya a regresar al albergue de Fuente de las Tablas. De hecho, el equipo de Gobierno está estudiando en la actualidad la posibilidad de atender la demanda de grupos particulares para los meses estivales, al igual que viene haciendo a lo largo del año.

Albergue de Fuente de las Tablas, propiedad de la Diputación de Cuenca.

Solo es una posibilidad, según asegura el diputado provincial de Medio Ambiente, Deportes, Desarrollo Sostenible y Juventud, Santiago Gómez, pero, sin duda, se está analizando la situación, máxime cuando las instalaciones contarán con todas las medidas preventivas necesarias para garantizar la seguridad de todos los usuarios. Algo en lo que, tal y como recalca el diputado, está trabajando en la actualidad la empresa adjudicataria de este recurso.

En todo caso, según detalla Gómez, habría que hablar de grupos de, al menos, 10 personas. No obstante, no hay nada determinado al respecto y se están analizando todas las cuestiones.

Y es que, desde su punto de vista, hay que ver desde la duración de las estancias hasta el tiempo necesario para preparar las instalaciones para el siguiente grupo, porque no hay que olvidar que “cada salida conllevará una limpieza y desinfección a fondo de aseos, ropa de cama, lencería, mantelería, otras dependencias, etc. Todo lleva su tiempo, máxime cuando se pretende ofrecer las máximas garantías sanitarias”.

De todos modos, el titular provincial de Medio Ambiente, Deportes, Desarrollo Sostenible y Juventud deja clara una cosa: “la Diputación no va a escatimar en esfuerzos para que todo esté perfecto, en la medida de lo posible, si finalmente decide atender la demanda de grupos particulares”.

JUNTA DE COMUNIDADES

La Junta de Comunidades, por su parte, ha hecho lo propio con los campamentos del Programa Verano Joven y este año no se llevarán a cabo en Los Palancares, donde, por cierto, el verano pasado estuvieron del 11 al 20 de julio un total de 38 jóvenes, con edades comprendidas entre los 14 y los 17 años, procedentes no solo de distintos puntos de Castilla-La Mancha, sino también del País Vasco.

No obstante, la Asociación Sana Food, que gestiona las instalaciones del campamento de Los Palancares, aún no ha tirado la toalla y no descarta que a partir de la segunda quincena de julio se puedan admitir grupos particulares, aunque reconoce que no hay nada claro al respecto.

Desde Campamentos.info aún están valorando si finalmente se van a celebrar los campamentos de verano en el Albergue de San Blas en la localidad conquense de Tragacete. //Foto: Campamentos.info

De hecho, ya les han cancelado el 90 por ciento de las reservas previstas para este verano, si bien aún hay algún grupo que no se ha pronunciado, por lo que están a la expectativa de ver qué ocurre. En todo caso, si finalmente pudieran acoger alguna actividad, desde Sana Food indican que se apostaría por no hacer coincidir grupos con el fin de que uno solo dispusiera de la totalidad de las instalaciones. De todos modos, recuerdan que “todo está en el aire”.

INCERTIDUMBRE

Incertidumbre que se hace extensible a otros puntos de la provincia, como en el caso del Campamento Multiaventura de Arcas, que gestiona la empresa Al-Camp. Su gerente, Ferrán García Ruiz, duda sobre qué va a pasar, pero sí tiene claro que para poder acoger a algún grupo, “estaríamos hablando, como mínimo, de la segunda quincena de julio”, si bien tiene claro que “dependerá de si esas reservas, que algunas de ellas se contrataron con un año de antelación, deciden finalmente venir a Arcas”.

Y es que tiene claro que todo va a depender de cómo vaya avanzando la pandemia, hasta el punto de que no tiene la seguridad de qué va a ocurrir con los tres grupos de 250 personas que tienen reserva para la primera quincena de agosto. Eso sí, García Ruiz confía en que “en un par de semanas todo se aclare y sepamos qué podemos o, al menos, a qué atenernos”.

Dudas a las que también se enfrentan la empresa ‘Campamentos.info’ con el de Multiaventura Serranía de Cuenca, que lleva a cabo todos los años en el Albergue Juvenil de San Blas, en la localidad conquense de Tragacete. Su directora comercial, Mónica Sedeño, indica que más de la mitad de los casi 400 campamentos que gestionan en todo el país se han suspendido y en estos días están valorando qué hacer con el resto. Para ello es fundamental ver qué respuesta hay de los padres a la propuesta, porque “desde luego, sin niños, poco podemos hacer” y han detectado las muchas reticencias existentes en los progenitores ante el riesgo de contagio. Por lo tanto, teniendo en cuenta las muchas restricciones para la celebración de los campamentos con el consiguiente incremento de los costes y la probable caída de la demanda, hace que este campamento de Tragacete, al igual que otros, “esté a día de hoy en el aire”.

SÍ HABRÁ CAMPAMENTO

Nada que ver con lo que ocurre con el Campamento Summer & Adventure Camp Alto Tajo, que organiza la empresa Alea en el Albergue Boletus de Beteta. Esta empresa ha decidido mantener la actividad, si bien ha optado por retrasar su inicio de finales de junio a principios de julio. De hecho, según aseguran, los dos primeros turnos ya están completos, cuarenta personas por cada uno, con edades comprendidas entre los 7 y los 16 años. Eso sí, afrontan la aventura al 50% de aforo y con un gran esfuerzo para cumplir con las medidas sanitarias. Además, no se quedarán solo en el campamento y mantienen el curso de monitores para 25 personas a partir del 6 de julio.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información