Es noticia en Provincia: Medio Ambiente exceso de velocidad Agricultura Paleontología Sucesos Memoria histórica Robo incendios forestales Parque Arqueológico de Segóbriga
Queserías

Alertan de la delicada situación del sector de los productores de queso

La caída de las ventas por la pandemia está provocando que ya haya queserías con las cámaras de maduración llenas y sin poder comprar más leche a los ganaderos
Alertan de la delicada situación del sector de los productores de queso
El sector productor de queso está sufriendo las fatales consecuencias de la COVID-19. Fotos: Quesos Villarejo
23/04/2020 - Miguel A. Ramón

La pandemia de la COVID-19 no está siendo solamente una crisis sanitaria que está poniendo en jaque a la actual sociedad, sino también una auténtica crisis económica para muchos sectores productivos. Sus efectos están haciendo tambalear sectores estratégicos, como es el caso de los productores de queso y, en consecuencia, de los ganaderos.

De hecho, cada vez son más las voces que, desde el sector de las queserías de la provincia, alertan de esta delicada situación y piden a las administraciones unidad de acción ante este grave problema que está poniendo en peligro la supervivencia de productores y ganaderos.

Una de esas voces es la del director comercial de la empresa Quesos Artesanales Villarejo, Diego Álvarez, quien llama la atención sobre la notable y generalizada pérdida de facturación del sector ante la caída de la demanda a consecuencia de la pandemia de la COVID-19, sobre todo en venta directa y exportaciones.

Una situación que, según recalca, se está viendo agravada por el hecho de que “ahora nos encontramos en la época del año con mayor producción de queso, porque es cuando los animales dan más leche, y, sin embargo, el descenso de la demanda por la pandemia ha hecho que las queserías tengan poco o casi ningún espacio en sus cámaras de maduración, lo que está obligando a muchas de ellas a dejar de comprar leche a los ganaderos”.

Es por ello que Álvarez alerta sobre las fatales consecuencias que también puede derivarse al sector ganadero, ya de por sí especialmente castigado por la pandemia con una brutal caída de la demanda de la carne de cordero y cabrito ante la inactividad del sector hostelero, su principal canal de distribución del producto, a lo que se ha sumado la imposibilidad de aprovechar épocas especialmente importantes en ventas, como Semana Santa o los meses de mayo, junio y julio, con las bodas y comuniones.

Alertan de la delicada situación del sector de los productores de queso

Circunstancias que, en la actualidad, tal y como asegura Álvarez, están llevando a los ganaderos, con el fin de abaratar costes de manutención, a sacrificar a edad más temprana a los corderos y venderlos como pueden, lo que está desembocando en un incremento paulatino de la oferta de leche al no ser consumida por las crías.

NECESIDAD DE UNA SOLUCIÓN URGENTE

Es por ello que insista en la estrecha relación entre ambos sectores productivos, que, en su opinión, van de mano y, por lo tanto, ve necesario que se adopten medidas conjuntas y, sobre todo urgentes, para una pronta solución a esta delicada situación.

De ahí que desde estos sectores se considere como fundamental e indispensable la adopción “urgente e inmediata” de una primera medida, como es “una campaña de promoción, por parte de la Junta de Comunidades, Diputaciones y otros organismos gubernamentales, apoyando el consumo de productos regionales, focalizados en resaltar la calidad de dichos productos y la necesidad de mantener vivo el sector primario”, indica el directivo de esta empresa conquense radicada en Villarejo de Fuentes.

Y, en esa línea, no deja a un lado la necesidad de establecer un precio de la leche, que “sea beneficioso para queserías y ganaderos y que se mantenga durante el tiempo necesario mientras dure la crisis”, así como la posibilidad de deshidratar la leche para convertirla en polvo. Y es que, según remarca, “esta leche no solo tiene una vida útil de doce meses, sino que, en la actualidad, tiene posibilidades de venta en mercados internacionales, como el chino”.

En definitiva, ganaderos y queseros, tal y como asegura, están trabajando en la elaboración de una serie de propuestas conjuntas al Gobierno de Castilla-La Mancha “para ver si entre todos llegamos a algún tipo de solución para estos sectores, porque la situación es crítica en cuanto a la carne de cordero y, de seguir así, en uno o dos meses, le pasará lo mismo al mercado de la leche”, indica.

No es de extrañar, por lo tanto, que Álvarez hable del clamor generalizado en ambos sectores para que se dé una solución rápida y eficaz a su situación, porque, según remarca, “no hay que olvidar que son muchos los empleos que están en juego y que ambos sectores, junto a la agricultura, son el principal motor económico del medio rural y, por lo tanto, elementos indispensables para combatir el fenómeno de la despoblación no solo en nuestra región, sino en toda la España rural”.