Más entrevistas: Jairo Cárcaba José María Albareda Jorge Sánchez Albendea Andoni Sierra Ron Darío Dolz Julián Recuenco Araceli Cuerda Alejandro Moya Mabel Lozano Óscar Fernández Ruiz

Del mar a la madera: el marinero que ilumina con arte

Hombre de mar de profesión, este conquense se dedica en su tiempo libre a la creación artesanal de diferentes objetos de madera bajo la marca Llumdefusta
Del mar a la madera: el marinero que ilumina con arte
Foto: Saúl García
13/03/2024 - Dolo Cambronero

Las mismas manos que manejan el timón con firmeza en el mar embravecido para rescatar migrantes trabajan con calma la madera para que 'se haga la luz'. Marinero de profesión, el conquense Óscar Fernández Ruiz es ‘escultor’ de lámparas y otros objetos en su tiempo libre, lo que ha dado lugar a una marca muy personal llamada Llumdefusta, que traducida del catalán significa luz de madera.

El capitán de barco lleva casi tantos años en el mundo del mar –un cuarto de siglo–, como creando distintas piezas de forma artesanal por hobby. Porque su faceta artística arrancó al poco de haber empezado en el sector marinero, cuando trabajaba en un astillero en Santa Pola (Alicante) y conoció a un italiano que estaba construyéndose un barco, el cual le mostró una lámpara que había diseñado y le enseñó a hacerlas. “Ahí empecé a trabajar con la madera”, relata ahora el conquense. 

Y desde el otoño de 2001, cuando creó su primera lámpara, no ha dejado de diseñar piezas con este material y ha ido evolucionando a su manera hasta forjar su estilo propio. Pero ¿por qué fabrica especialmente lámparas? “La verdad que no lo tengo muy claro. Quizás por la luz”, sostiene. No obstante, después han ido llegando otros objetos como mecedoras e incluso un lavabo. “Todos los muebles de mi casa los he hecho yo”, explica, detallando que ahora trabaja en una pipa de madera.

FORMAS CURVAS

El modernismo catalán y el medio natural son sus mayores fuentes de inspiración. Con esas musas tan sinuosas, las curvas son las protagonistas en sus creaciones. “Las líneas rectas no existen en la naturaleza. Intento darle un toque más moderno a través de las formas”, subraya.

Y cada objeto es único puesto que no trabaja con plantillas. Por ello, si intentara repetir un modelo, tendría que volver a dibujar y sacar las medidas de nuevo. “En lo que más tiempo empleo es en pensar un nuevo diseño. Dedico muchas horas a dibujar para que la idea que tengo sea factible. Pierdo más tiempo en eso que luego en hacer las piezas. El proceso lo tengo ya más o menos dominado”, relata.

Un proceso que busca que sea lo más artesanal posible aunque matiza que para él la artesanía no es “tener que fabricar un objeto como se hacía hace cien años” sino que la concibe como alejarse de la producción en serie.

De hecho, en sus piezas emplea materiales más modernos, normalmente planchas de DM –conocidas como MDF en inglés–, que son tableros de polvo de madera prensado con resinas. “Te permite hacer muchas más formas que con la madera no serían posibles”, apunta. Todas las lámparas tienen el interruptor integrado –se encienden pulsando la base hecha de DM– y las pantallas son de chapa de madera, con resina de poliéster y fibra de vidrio.

Respecto al futuro, este marinero, que ha trabajado con organizaciones como Salvamento Marítimo Humanitario en el rescate de migrantes, no se plantea a corto plazo centrarse exclusivamente en su faceta artesana. “La profesionalidad no puede anularme la creatividad. Y si me dedicara a esto, seguramente dejaría de disfrutar. También tendría que hacer tareas de comercialización y a mí lo que me gusta es hacer”, dice rotundo.

Porque lo de crear le viene de familia: sus padres le daban a las manualidades –desde el macramé al estaño y el óleo, entre otras técnicas– y su hermano es artista plástico. Y él estudió Historia del Arte y le  hubiese gustado ser escultor. Y así concibe sus diseños, como pequeñas esculturas en las que da rienda suelta a su creatividad.


Etiquetas:

Llumdefusta