Es noticia en Cultura: Estival Cuenca Feria del Libro
El centro de restauración y conservación de la Diputación trabaja en devolver a su estado original el patrimonio histórico y artístico
Fotos: Saúl García
28/02/2024 - Rubén M. Checa

Dónde está situado o cómo se accede al Centro de Conservación y Restauración de la Diputación de Cuenca es algo que no se puede contar por cuestiones de seguridad. No en vano, allí hay en la actualidad cinco obras de arte provenientes de diferentes rincones de la provincia de Cuenca que, con el deterioro que supone el paso de los años, han necesitado acudir a este quirófano de élite para recuperar su esplendor original en la medida de lo posible. 

Pinturas, esculturas o retablos de iglesia son los elementos que han pasado por las manos de Ana Conesa, jefa del centro desde que se inaugurara en el año 2006. Desde entonces, se han restaurado un total de 106 obras de arte, y también se han llevado a cabo exposiciones así como publicaciones de su trabajo, como fue el caso de la restauración del retablo mayor de la iglesia de Santa María de los Llanos. 

El centro está compuesto por seis personas: cuatro técnicos restauradores titulados y dos auxiliares de restauración, quienes pasan en torno a un año con cada obra, aunque la duración final de la restauración siempre va a depender del estado en el que llegue hasta este taller. 

 

Foto: Saúl García

En estos días, el centro trabaja en la restauración de obras provenientes de Belmonte, Pineda de Cigüela, la Fundación Clemente y Cuba y Horcajo de Santiago entre otros lugares. De la primera localidad, ya está en proceso final de toma de fotografías un lienzo anónimo datado del siglo XVIII, ubicado en la Colegiada de la localidad manchega. De estilo barroco, representa a la Virgen de la Merced.

De gran tamaño y calidad artística, durante el proceso de restauración se ha descubierto que tenía un gran repinte, y toda vez que se ha eliminado para devolver el lienzo a su estado original, se aprecian dos figuras, una masculina y otra femenina. Sobre la masculina, la restauradora baraja que sea el rey Carlos III, sobre todo por los rizos, pero aún así tienen sus dudas. Su representación estaría aquí puesto que el donante de la obra querría alagar a Su Majestad. 

Otra de las piezas que están en la actualidad en proceso de restauración es un óleo del siglo XVII que representa a Santa Rosalía. Llegó al taller desde la iglesia de Pineda de Cigüela en muy malas condiciones, con muy poca información sobre su procedencia. Ahora, se ha descubierto que está fechada en el año 1669, y la firma el autor David Teniers Jr., artista flamenco ahijado de Rubens, que se convirtió en una figura notable en la historia del arte y que durante esos años estaba en España. 

Durante el proceso, se han tenido que coser nuevas partes de lienzo y llevar a cabo una limpieza de barnices para aclarar el óleo originar así como un replicado de elementos que se habían perdido por el paso del tiempo o que antes de su llegada al taller no estaban ya bien definidos. “Nosotros sólo recomponemos la imagen si sabemos con certeza cómo era la original, y en este caso se podían ver las líneas primigenias de figuras como el ave superior”, sostiene la jefa de restauración. 

 

Foto: Saúl García

A parte de la restauración de los óleos y lienzos, en el Centro de Recuperación también se trabaja con los marcos. En el de esta obra flamenca se está limpiando y recomponiendo piezas que se habían perdido con un estucado, que posteriormente se va a dorar con papel de oro de 22 quilates que no se oxida con el tiempo y que además se puede bruñir para que, de este modo, recupere su brillo original y perdure en el tiempo. 

Dentro del taller provincial se encuentra ya restaurada una obra titulada ‘Epifanía’, óleo sobre lienzo del siglo XVIII. Cuando llegó, lo hizo como una de las piezas que se encontraban en la colección del Obispado de Cuenca, pero tras someterse a los procesos de restauración, se han encontrado inscripciones que indican que esta obra, originalmente, era para la iglesia de Horcajo de Santiago, a donde se llevará en próximas fechas. 

 

OBRAS DESTACADAS

En estos 18 años de trabajo han pasado por el taller obras de gran valor ya no solo artístico, sino también histórico y cultural. Así, una de las obras más notables ha sido la escultura de un Cristo elaborada en caña de maíz. Provenía de América y estaba esculpido con técnicas precolombinas, y que recibe culto en la parroquia de Torralba. Tal fue el reto al que se enfrentaron con esta figura que llegaron a contactar con expertos en este arte para proceder a la restauración. 

Además, también han pasado por este taller pinturas de artistas que están en lo más alto de la historia del arte, como es El Veronés, pintor italiano y figura central que representa el movimiento del manierismo veneciano del siglo XVI. Se trata de la obra ‘El Bautismo de Cristo’ ubicado en la iglesia de Gascueña.

 

Durante el proceso de restauración, se estudia cada parte de la obra y, si es necesario y hay documentación, se recompone la imagen para que el resultado final sea lo más fiel a como el artista la creó
Foto: Saúl Garcí

Como próximas obras para restaurar, en el centro ya se encuentra una réplica del Cristo de Velázquez proveniente de la Fundación Clemente y Cuba. Se ha datado en el año 1919, y se sabe que es una copia exasta porque su autor, Virgilio Vera, figura en los registros del Museo del Prado como uno de los copistas que accedían en esa época al centro madrileño.