JCCM DÍA DE LA MUJER JCCM DÍA DE LA MUJER
28 de Febrero de 2020 Son las 9:24

Cultura

Cultura

Especial Semana Santa 2019

La Catedral de Cuenca muestra desde este martes una tabla de San Julián del siglo XVI

La inédita pintura con la imagen del santo vestido de Pontifical se ha colocado en la Capilla del Arcipreste Barba

27/1/2020 · Las Noticias

Coincidiendo con la festividad de San Julián, la Catedral de Cuenca muestra desde este martes una pintura inédita del patrón de Cuenca que data del siglo XVI

Se trata de una pintura sobre tabla de San Julián vestido de Pontifical, perteneciente al retablo original renacentista de la Capilla del Arcipreste Antonio Barba, que tras su restauración ha regresado a su lugar original que también ha sido restaurado, y que ya puede admirarse en todo su esplendor.

La tabla es una obra de gran formato, (1,88 x 1,60 m) y según apuntan desde la dirección de la Catedral es una extraordinaria pintura del renacimiento conquense, quizá muy próxima al taller de los Gómez.

“La presencia de Gonzalo Gómez, hijo de Martín Gómez, está contrastada en Cuenca desde 1561 hasta 1580, y concretamente en 1561 es cuando trabaja en la pintura de las puertas del Retablo Mayor de la Catedral y en 1567 trabajaba en la misma reja de la Capilla, obra de Hernando de Arenas, dorándola y policromándola, por lo que a falta de mayores precisiones podemos situarla muy próxima a él o quizá incluso atribuírsela”, apuntan.

La Capilla fue construida y dedicada a San Julián por el Arcipreste de Cuenca y Canónigo de la Catedral, D. Antonio Barba el año 1569. En su interior el Arcipreste la dotó con un retablo renacentista también de ese mismo año pero que en 1795 se transformó, al gusto de la época, en un retablo barroco. Su parte central hasta ahora albergaba un lienzo de San Julián recibiendo la palma de manos de la Virgen, copia del siglo XVIII de Andrés de Vargas de la Capilla de la Virgen del Sagrario.

Fue el año pasado cuando, al desclavar este lienzo que iba a ser restaurado , se halló bajo él la tabla del siglo XVI. A falta de estudios documentales más precisos, “podemos fechar en 1567, época en la que este retablo ya se encuentra instalado en la Capilla”.

Según destacan desde la dirección de la Catedral se trata de una obra inédita pero de la que Antonio Ponz, en su ‘Viage de España’, ya daba cuenta de haber visto.

Una vez descubierta la tabla original que ocupaba toda la parte central de este retablo se observó que se había pintado sobre ella un marco blanco en el que se había claveteado el lienzo del siglo XVIII pero que la obra original se encontraba en toda su integridad, eso sí, con manchas de gotas de pintura, ligeras pérdidas, polvo y humos.

Inmediatamente se decidió gracias a las aportaciones de los ‘Amigos de la Catedral’ su restauración, que ha sido llevada a lo largo de todo este año pasado en el taller de Mari Luz Vaíllo, bajo la dirección de Luis Priego.

En la obra puede apreciarse al segundo obispo de Cuenca en actitud sedente, vestido con capa pluvial, mitra y báculo, enmarcado por una extraordinaria arquitectura renacentista, en la que se incorpora un pequeño escudo del Arcipreste Barba.

Temas relacionados:
logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información