DIPUTACIÓN CUENCA AYUDA A JÓVENES DIPUTACIÓN CUENCA AYUDA A JÓVENES
20 de Septiembre de 2021 Son las 22:47

Blogs

Blogs

Especial Semana Santa 2020
0
Pajaroncillo revive con Martínez Bueno

Pajaroncillo revive con Martínez Bueno

Yo he visitado muchas veces este pequeño pueblo de la comarca del antiguo marquesado de Cañete y siempre me he encontrado bien acogido por sus gentes. Generosas y hospitalarias reciben al visitante con ese tesón de ofrecerle sus excelencias -cada vez menos por eso de la despoblación- y uno se siente como en su casa. Decía una de aquellas romanzas de tiempos pasados: "Valdemoro, Valdemorillo; Pajarón, Pajaroncillo; Cañete, Salvacañete y, la Huérguina, que son siete".

Ahora, está un poco más de moda porque la Junta de Comunidades, en su sala abovedada para exposiciones del propio Museo de Cuenca está ofreciendo una muestra de la gran obra que uno de sus hijos ilustres, posiblemente, el más ilustre que su historia ha dado: Leonardo Martínez Bueno, tiene su protagonismo.

Bajo el título de "Leonardo Martínez Bueno, el escultor de Pajaroncillo. Homenaje", en la calle Obispo Valero, 12, nos ofrece los fondos que este Museo de Cuenca tiene, intentando realzar la personalidad y la evolución de la obra de este artista conquense, complementándose con los trabajos realizados por los alumnos de la Escuela de Arte "José María Cruz Novillo", donde han aplicado sus propias producciones artísticas relacionadas con las obras, biografía y estilos del propio artista.

La exposición tendrá el horario de visitas del propio Museo, es decir, de 10 a 14 de la mañana y de 16 a 19 de la tarde, excepto los domingos.

Aquí, en Pajaroncillo, donde corriera Leonardo por sus calles y callejas, se encuentra uno de los términos más antiguos de nuestra provincia. Sus parajes están cuajados de bellezas naturales sin parangón.

Es impresionante este término. Vayas por donde quieras, tal vez, cruzando el Cabriel

y desde Carboneras te adentres a él, o bien a camino por Ayuntaderos entre rocas del triásico, rocas rodenas de un color rojizo metálico que forman ese palacio de siete torres con pamela en su corona en forma de Corbeteras, recitando su historia en esas cien tumbas de la Edad del Hierro a los pies del Saladar, roca ingente que domina el más amplio espacio de pinos que jamás puedas ver de una sola mirada.

 

Si paseas despacio, puedes oír la respiración de sus guerreros allí enterrados en sus Hoyas del Castillo, un poco más allá, el monte del Brezal del Viejo te va a elevar a una cota de historia viva y si no te conformas con ellos, acércate a Cristinas, en ese puente que construyeron los padres dominicos de Carboneras, posiblemente sobre otro romano, y así poder pasar al otro lado del río Cabriel donde tenían una finca para pacer sus ganados. Cristinas fue, antaño, un molino harinero, batán y fábrica de hierro, luego central eléctrica.

Y cerca tienes el Cañizar. Ese lugar, ahora despoblado, que albergase a muchas familias dedicadas al proceso de la resina en su factoría, unos metros más abajo, cerca del río y camino del Collado de la Losa. Esta finca resinera fue en principio, del Cabildo de la Catedral de Cuenca y que al desamortizarse fue adquirida por López Pelegrín que la vendería a Romero Girón quien la explotó durante muchos años. Eso bien lo sabe, el tenista Manolo Santana. Más tarde, la Unión Resinera, hasta su abandono.

Bella tierra de Leonardo Martínez Bueno, el escultor de Pajaroncillo.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información