CAMPAÑA PEQUEÑO COMERCIO DIPUTACIÓN CUENCA
Es noticia en Región:

García-Page cree que la política nacional "ha entrado en barrena"

El presidente regional considera que probablemente se está en "el peor momento" de toda la democracia
García-Page cree que la política nacional "ha entrado en barrena"
García-Page hoy en la Feria 'Alimentaria', en Barcelona.
21/03/2024 - EFE

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha lamentado este jueves que la política nacional "ha entrado en barrena" y ha opinado que probablemente se está en "el peor momento, en el más degradado desde el punto de vista elemental" de toda la democracia.

En Barcelona, donde ha visitado el estand de Castilla-La Mancha en la feria 'Alimentaria', los periodistas le han preguntado por su opinión sobre la crispación en la política a nivel nacional tras la sesión de control al Gobierno de este miércoles en el Congreso de los Diputados y, tras afirmar que la política nacional "ha entrado en barrena", ha apuntado que "cuando en un avión entra en barrena, la única manera de que la tripulación se salve es dar al botón y salir, saltar del vuelo".

Desde su punto de vista, la política nacional está "francamente muy mal" y "es toda una permanente pelea de malos boxeadores" que a su juicio "no conduce a ningún sitio".

"Es la expresión de que realmente esta es una etapa de absoluto caos político", ha resumido el presidente castellanomanchego, que ha advertido de que "sobra mucho fanatismo, sobra frentismo y sobre populismo" en la política nacional.

Por ello, ha considerado que el panorama político actual es "muy lamentable y muy deprimente", aunque ha afirmado que la crispación "es una parte del problema", ya que a su entender hay "una decidida voluntad de juntar al frentismo, que no conduce a ningún sitio", porque el frentismo lleva a no dar importancia a qué se hace, sino a quién lo hace.

En cuanto a la posibilidad de que el ministro de Transportes, Óscar Puente, sea una de las personas que contribuyen a generar esa crispación, García-Page ha admitido que "puede ser" y ha recordado que el propio ministro dijo que estaba dispuesto a bajar el tono si los demás también lo hacían.

García-Page ha asegurado que no le tiene miedo a las "críticas políticas duras", pues ha señalado que él mismo defiende sus opiniones con firmeza pero con respeto, y por ello ha pedido que "aunque quieran dar voces y quieran decir tonterías, que no vayan al terreno personal".

"Que no se conteste a los argumentos políticos con descalificaciones personales", ha propuesto el presidente castellanomanchego, que ha lamentado que cuando plantea una "opinión política fundamentada" y sin meterme con nadie "en lo personal", a él se le contesta con "agresiones y descalificaciones personales".

Una forma de actuar que "no conduce a nada" pero que es "muy desagradable", según García-Page.