Es noticia en Región: Ganadería ASAJA Castilla-La Mancha
Reto demográfico

La Junta aprueba 10 millones para financiar proyectos en zonas despobladas

Además, el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha dado luz verde a la Estrategia Regional frente a la Despoblación
La Junta aprueba 10 millones para financiar proyectos en zonas despobladas
Foto: Saúl García
15/12/2021 - Las Noticias

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado destinar 10 millones de euros a apoyar la financiación de proyectos empresariales en zonas escasamente pobladas o en riesgo de despoblación, dentro de la Estrategia Regional contra la Despoblación que también ha aprobado el órgano de gobierno de la región.

Esta línea de financiación es la primera medida concreta de la Estrategia Regional contra la Despoblación, que ha sido aprobada este martes por el Consejo de Gobierno, y que es la primera de este tipo que se pone en marcha en España para luchar contra el despoblamiento que se pone en marcha en España, ha informado este miércoles en una rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo autonómico, Blanca Fernández.

Y como primera medida de esta estrategia, el Consejo de Gobierno ha acordado poner en marcha esta línea de financiación a proyectos empresariales dotada con 10 millones de euros, a través del Instituto de Finanzas de Castilla-La Mancha, de la Sociedad para el Desarrollo Industrial de Castilla-La Mancha, S.A (Sodicaman) y de la sociedad de garantía recíproca Aval Castilla-La Mancha.

Fernández ha explicado que se trata de poner encima de la mesa, al servicio del tejido productivo del medio rural, instrumentos que apoyen la financiación, que sean accesibles y económicos, y que garanticen que se puede invertir en el medio rural, no solo a través de ayudas y apoyo a la inversión como ya se está haciendo, sino también que se garantice financiar proyectos con instrumentos "flexibles, seguros y garantistas".

Con este fin, el Gobierno regional ha diseñado varios instrumentos que son complementarios entre sí y con otro tipo de financiación que se pueda obtener por vía privada o por vía pública, y que van a llevar la denominación común de 'Reto D' (en referencia al reto demográfico).

Así, este martes el Consejo de Gobierno ha aprobado la creación de una línea de préstamos Reto D a través del Instituto de Finanzas, con una asignación de 5,5 millones de euros para el apoyo del tejido empresarial del medio rural, en particular para autónomos y micropymes.

La portavoz ha señalado que el objetivo de proporcionar a las empresas recursos financieros suficientes para realizar proyectos de inversión en el medio rural y facilitando financiación de circulante a las pymes que creen y mantengan el empleo en zonas más despobladas de la región, para atender las necesidades de financiación derivadas de proyectos de inversión, pagos de salarios, facturas uy otras necesidades de circulante.

Asimismo, ha concretado que los préstamos 'Reto D' tienen dos líneas de préstamos diferenciadas según el gasto financiable: la línea 'Reto D Inversiones' para pymes con necesidades financieras derivadas de un proyecto de inversión en activos fijos y la línea 'Reto D Circulante', para necesidades financieras derivadas de gastos de funcionamiento u otras necesidades de liquidez, diferentes a gastos derivados de inversiones.

Este instrumento se complementa con una línea de préstamos participativos 'Reto D', a través de Sodicaman, para apoyar al tejido empresarial castellanomanchego a través la estructura de capital de las empresas, colaborando a arrastrar financiación ajena, para los que el Gobierno ha consignado 2,5 millones de euros.

Y a través de Aval Castilla-La Mancha se pone en marcha una línea de avales 'Reto D' para la inversión u operaciones de circulante, en el marco del apoyo a las empresas y a los grupos de desarrollo rural.

Estos 10 millones de euros forman parte del total 450 millones que se van a poner a disposición del impulso a la actividad económica en las zonas escasamente pobladas en los diez años de vigencia de la Estrategia Regional contra la Despoblación que ha aprobado el Consejo de Gobierno, que desarrollará Ley de Medidas Económicas, Sociales y Tributarias frente a la Despoblación aprobada por unanimidad por las Cortes regionales.

Al respecto, la consejera portavoz ha puntualizado que este presupuesto previsto de partida podrá ampliarse porque la Estrategia contra la Despoblación, en su conjunto, contempla un presupuesto de más de 3.300 millones de euros en los 10 próximos años.

Fernández ha remarcado que la Estrategia contra la Despoblación es innovadora, ha reiterado que es la primera que se aprueba en España, y ha confiado en que "sirva de ejemplo para el resto de la España rural que tienen los mismos problemas que Castilla-La Mancha".

La Estrategia Regional contra la Despoblación tiene más de 200 medidas a desarrollar en cuatro áreas de actuación: la garantía de acceso a los servicios públicos en materia social, educativa y sanitaria; el impulso a la actividad económica y el emprendimiento; la cohesión territorial; y la igualdad de oportunidades con el objetivo de fijar población en el medio rural.