Es noticia en Provincia: Medio Ambiente Albergue Fuente de las Tablas Política Educación Servicios Sociales Evento benéfico Fiestas Sucesos Proyecto Arraigo
Justicia Clm

Rouco aboga por mantener los partidos judiciales frente a la despoblación

El presidente del TSJCM defiende, no obstante, una revisión de esta estructura para adaptarla a la realidad del territorio y prestar una mejor atención
Rouco aboga por mantener los partidos judiciales frente a la despoblación
Vicente Rouco, durante su visita de esta semana a Cuenca. Foto: Saúl García
29/02/2020 - Miguel A. Ramón

Justicia de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco, aboga por el mantenimiento de los partidos judiciales en nuestro territorio frente a aquellas voces que se inclinan por la supresión parcial de éstos en aquellas zonas especialmente castigadas por la despoblación ante el notable descenso del volumen de asuntos judiciales. Y es que, según ha dicho, si éstos desaparecen “muchas zonas del medio rural se quedarían probablemente sin el único órgano o centro de decisión del Estado, de ahí que los Ayuntamientos también defiendan la supervivencia de estos órganos”.

Eso sí, para Rouco, este mantenimiento de partidos judiciales no eximiría de la necesidad de acometer una revisión integral de la actual estructura organizativa judicial con el fin de adaptarla a la realidad del territorio y, en consecuencia, buscar una atención más ágil y eficaz “atendiendo las características geográficas, demográficas y circunstanciales de cada zona”. De hecho, en su opinión, no se puede obviar el proceso desbordante de los litigios, desde el comienzo de la crisis, que se ha traducido en una desmesurada carga de trabajo para los jueces, que hace necesaria una revisión de efectivos.

El presidente del TSJC-M ha participado esta semana en la Facultad de Comunicación de Cuenca en una conferencia de prensa con alumnos de 2º de Periodismo dentro de la asignatura de Periodismo Audiovisual: Radio, impartida por el profesor Juan Carlos Santos.

"MAYOR INDEPENDENCIA"

Una cita que también ha aprovechado para dejar clara su firme defensa del Poder Judicial y de una mayor independencia de éste frente al Estado. Es por ello que se ha mostrado partidario de que, por ejemplo, la Administración de Justicia sea gestionada de manera interna por los propios jueces, al tiempo que no ha dudado en recalcar la posición, cada vez más mayoritaria dentro de la judicatura, de que sean los jueces y no las Cortes Generales (Congreso de los Diputados y Senado) los que elijan a los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), puesto que, de esta manera, “se garantizaría mejor la imparcialidad y neutralidad en las decisiones del máximo órgano de los jueces”, ha indicado.

Y en esta línea, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha también ha insistido en la necesidad de que el Ministerio Fiscal tenga una posición de autonomía e independencia con respecto al Poder Ejecutivo, porque, desde su punto de vista, “para poder desempeñar su función con credibilidad tiene que hacerlo en condiciones de independencia profesional y neutralidad política”.

Una defensa del Poder Judicial que también ha hecho extensible a la gestión de la Oficina Judicial, ahora en manos de los secretarios judiciales dependientes del Ministerio de Justicia, y de la Policía Judicial, integrada en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, dependientes igualmente del Poder Ejecutivo, en su caso del Ministerio del Interior.

RETOS EN C-LM

Rouco tampoco ha querido dejar a un lado los actuales retos de la Justicia en Castilla-La Mancha, que, tal y como ha recalcado, pasan inequívocamente por la modernización de la Administración de Justicia y, por supuesto, por la ampliación de la plantilla judicial en, al menos, 32 jueces.

Y es que, según ha llamado la atención, en nuestra comunidad autónoma hay en la actualidad 203 jueces, lo que supone una decena por cada 100.000 habitantes, casi dos puntos por debajo de la media nacional situada en 11’9. Todo ello sin olvidar, por ejemplo, la puesta en marcha de juzgados específicos de violencia de género en cada una de las provincias de la región; una reivindicación histórica, según ha dicho, de la judicatura castellano-manchega.

En este sentido, ha recordado que solo se ha abierto en Albacete, pero cree fundamental que se haga lo propio, sobre todo, en capitales como Guadalajara, Toledo y Ciudad Real, y en menor medida en Cuenca por su menor volumen de casos de violencia de género, aunque también sea necesario.

En definitiva, la justicia castellano-manchega necesita, en su opinión, continuar mejorando y creciendo para que la atención al ciudadano sea la adecuada.