DIPUTACIÓN CUENCA AYUDA A JÓVENES DIPUTACIÓN CUENCA AYUDA A JÓVENES
20 de Septiembre de 2021 Son las 23:15

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2020
0
Imagen de Julio Magdalena Calvo

Julio Magdalena Calvo


18/4/2020

La seudo ciencia.

En estos tiempos que corren (y en los demás también) proliferan los especialistas en todo; los pronosticadores a tiempo pasado; los de la cofradía del Santo Reproche; los jueces impenitentes de acciones ajenas; los charlatanes estilo Far West, los iluminadores de bombilla fundida y, en fin, todos aquellos especímenes que entran dentro del ámbito de lo que en bilogía se denomina científicamente “Cuñaos”. Seguro que ustedes podrían dar el nombre de alguno; qué digo de algunos, de multitud.

En referencia a lo anterior, no sé si les ha llegado a través de las redes sociales el consejo de que le peguen al “drinkin” porque de todos es sabido (sentencia muy común en los “cuñaos”) que el alcohol mata a cualquier bicho, tomando como base epidemiológica que si una solución alcohólica desinfecta las manos, es obvio afirmar que si el líquido de fuego viaja a través de nuestro riesgo sanguíneo evitará, asimismo, que el virus colonice nuestros pulmones.

Pues bien, sepan que hay tanta gente que se cree a pies juntillas las bondades terapéuticas del alcohol que ingieren lo que más a mano les queda; tanta que la Organización Mundial de la Salud ha tenido que salir al paso publicando las siguientes cifras: en Irán hay más de mil personas intoxicadas tras beber alcohol industrial, de las cuales 200 han fallecido y en otros países, como Turquía o Perú, hay otro medio centenar de casos similares.

Soy consciente que todos ustedes estarán pensando que la OMS en la noticia publicada no se refiere a las bebidas que tomamos habitualmente y que, por tanto, nos es absolutamente ajeno y sin duda no les falta razón al respecto, pero mi intención al escribir este artículo no estriba en lo qué se debe o no se debe beber ¡faltaría más!, sino en subrayar (por si les fuera de alguna utilidad) que el alcohol no tiene propiedades inmunoprotectoras y, en cambio, sí puede producir alteraciones en nuestro sistema inmunológico. Dicho esto, me tienen que perdonar que no escriba más por me esta esperando una copa. ¡A su salud!

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información