21 de Noviembre de 2019 Son las 1:52

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2019
0
Imagen de José Ángel García

José Ángel García

Feriales y fuentes

Con ocasión del aún reciente final de las agosteñas fiestas de nuestra capital, en las páginas en papel de este mismo semanario, así como en su edición digital, se ha puesto de relieve la necesidad de que la ciudad cuente con un recinto ferial mucho más digno y adecuado a la realidad de nuestro tiempo del que actualmente se adecua provisionalmente cada año en el paraje junto al Júcar donde otrora se ubicara el vivero del Icona; y, al hilo de ello, se ha venido a recordar el nunca realizado plan de actuación en su día elaborado para la zona como complemento del hoy por hoy tan fané y descangallado y a lo largo de su historia tan tristemente disfuncional edificio del llamado Bosque de Acero. No está muy seguro este articulista de que la zona –pese a su repetido uso para ello en los últimos años– sea la más adecuada para emplazar en ella esas desde luego evidentemente más que deseables instalaciones que a más de evitar las condiciones en cierta medida tercermundistas que ahora las caracterizan propiciaran un recinto utilizable para otras manifestaciones y actividades a lo largo de un mucho más prolongado periodo temporal, pero de lo que sí está seguro es de lo espléndido que habría resultado para todos que aquel proyecto hubiera seguido adelante y hoy pudiéramos gozar, por ejemplo, entre otras maravillas –según el folleto informativo-propagandista que, recuperado de la estantería de las buenas pero nunca realizadas iniciativas, tengo ahora mismo, mientras escribo estas líneas, delante– de un auditorio al aire libre, un lago artificial (que además, se nos ampliaba de viva voz por aquellos días, obraría como regulador de las crecidas del río), una pista de patinaje, un embarcadero de canoas y una serie de zonas recreativas y accesos diferenciados para el tráfico rodado y el peatonal. En fin, sabido es que, pese al desiderativo y eufórico “Así será…” que encabezaba aquel tríptico, nada de ello llegó a tomar realidad y más que difícil le parece a uno que nada de lo en él contenido llegue nunca a realizarse aunque quizá –qué curioso, ¡eh!, pese a la edad aún se nos queda por dentro un cabezón resquicio de esperanzado optimismo– algún pequeño detalle cabría esperar que pudiera incorporarse a los trabajos de acondicionamiento ribereño que por el lugar anda actualmente realizando la correspondiente Confederación Hidrográfica. Pero bueno, sea como sea, y aprovechando por donde estamos andando: ¿no sería posible al menos que tanto la fuente de la inmediata glorieta como las que ornan el aledaño Parque de Santa Ana volvieran a ser tales recuperando su condición, por usar la definición del diccionario, de artificios propulsores de agua? Y por cierto, ¿tanto costaría dotarlas a ellas y sus hermanas del resto de la ciudad de sistemas antical que eviten tener que andar cada poco tiempo desatascándolas?

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información