11 de Agosto de 2017
Provincia

Arranca la campaña de vendimia en la provincia con incertidumbre de cosecha y expectativa ante los precios

  • Las altas temperaturas y la escasez de lluvia pasan factura al sector vitivinícola de la provincia.  Si no cambian las condiciones las pérdidas pueden ser cuantiosas en un año de buena calidad y precio.
  • Algunas cooperativas de la provincia comenzaban a vendimiar las varietales a mediados de la pasada semana, a partir de la próxima comenzará la actividad en la mayoría de comarcas productoras.
boton compartir en twitter Share this Facebook
Arranca la campaña de vendimia en la provincia con incertidumbre de cosecha y expectativa ante los precios
C.I.P.
"Lo que está afectando de forma definitiva es la sequía. Cada día que pasa estamos viendo que la merma es mayor"
Bajada de producción y aumento de precios, pero con incertidumbre, esa es la perspectiva que se baraja en la campaña de vendimia que arranca con adelanto debido a las altas temperaturas y la ausencia de lluvia. 

La cooperativa Nuestra Señora de Manjavacas, de Mota del Cuervo es una de las primeras de la provincia que ha comenzado la recolección de uva, lo hacía a mediados de la pasada semana con las varietales de moscatel y chardonnay. Este miércoles comenzaba con el saugviñón blanc, unos 15 días antes que en la pasada campaña. “La brotación fue muy rápida, hemos llevado todo el año mucho adelanto en todos los estadios de la planta, la ola de calor del mes de junio adelantó mucho y se ha mantenido por la falta de agua” señala el gerente de la cooperativa moteña Juan Fuentes, quien avanza que la campaña de este año será corta. 

El pedrisco que ha afectado a las principales zonas productoras de la provincia y la sequía mermará notablemente la producción. Según los datos que baraja la Organización Agraria Asaja, estaría en torno a una media de un  30 por ciento  menos en viñedo de secano y de un 20 por ciento en regadío. 

En el caso de la cooperativa San Isidro Labrador, de Las Pedroñeras, las primeras estimaciones sitúan las pérdidas entre un 30 y 40%  de la producción del pasado año que alcanzó los 18 millones de kilos. En este caso, las granizadas de junio causaron graves daños en un 15% del término municipal. Con todo, aún es pronto para poder hacer estimaciones reales. La bodega abrirá sus puertas el día 21 “y será a partir de entonces cuando se verá”. señala el presidente, Augusto Mesas.

La incidencia del pedrisco ha sido desigual dentro de los propios términos afectados, pero la sequía es generalizada  y de continuar así seguirá haciendo mucho daño a una planta muy castigada por el estrés hídrico que arrastra, por lo que las pérdidas podrían incrementarse. 

Así lo cree el gerente de la cooperativa de Mota del Cuervo, y a su vez portavoz de vitivinícola de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha. La superficie de cultivo de la bodega moteña –que agrupa socios de numerosos municipios de la comarca como Belmonte, Santa María, Monreal del Llano, Los Hinojosos, El Pedernoso, Las Mesas,  El Toboso ( Toledo), Pedromuñoz y Socuéllamos (Ciudad Real) –  es aproximadamente  de un 5% pero “lo que está afectando de forma  definitiva es la sequía".

"Cada día que pasa estamos viendo que la merma es cada vez mayor. No podemos cuantificarla, pero  si el ciclo hídrico no cambia seguramente nos quedaremos sorprendidos, porque será más grande de lo que imaginamos. De momento lo que sabemos es que las viñas de secano están mal pero las de regadío tampoco se comportan todo lo bien que deberían a causa de las altas temperaturas que tenemos”.

Aún hay margen hasta que finalice la campaña en septiembre con la recogida de variedades tradicionales como el airén, para que el grano pueda engordar.

El volumen de producción está en el aire, pero lo que sí se sabe ya es que hay calidad. La uva está sana, no hay enfermedades y los análisis, tanto en entrada en bodega, como en los realizados en las cooperativas que aún no han comenzado la vendimia, como es el caso de Las Pedroñeras, o de San Clemente, que comenzará la próxima semana,  así lo determinan. 

“La calidad es muy buena” destaca Diego Paños, gerente de la Unión Campesina Iniestense  (UCI), que de momento no se aventura a hacer pronósticos de producción. La Manchuela es una de las zonas que resultó gravemente afectada por el pedrisco, en el caso de Iniesta, entre el 25 y 30 % de las hectáreas  de viñedo registró graves pérdidas como así atestiguan los informes del seguro  “pero hasta que no veamos la cosecha que queda es una lotería, y más en el mes de agosto que en esta zona es el que te da o quita cosecha. En nuestro caso puede haber una variación importante respecto a lo que tenemos ahora. La campaña no empezará hasta finales de mes, si llueve las viñas mejorarán, si no, ya tienen  pedrisco”, se lamenta.

San Clemente es otra de las zonas que resultó muy castigada por las tormentas de piedra, registrando perdidas del 50% en algunas parcelas, pero en este caso, aún con la reserva de esperar resultados, las previsiones son más optimistas en cuanto a la producción de esta campaña de vendimia: De momento, las primeras estimaciones hablan de que la merma no se elevará por encima del 15 por ciento de la producción de esta cooperativa que se cifra en una media de 16 millones de kilos. En este sentido, el gerente, Luis Fernández, señala que además de pedrisco, las tormentas dejaron 100 litros de agua por metro cuadrado en dos días “que han sido  muy beneficiosos”. 

Habra que esperar la evolución de la campaña que está empezando a echar a andar en la provincia y que de momento “llegamos con mucha incertidumbre tanto por la producción como por los precios, que se prevén buenos pero de los que no se sabe nada”, apostilla el gerente de la cooperativa Nuestra Señora de Manjavacas, Juan Fuente.

EXPECTATIVA ANTE LA PREVISIÓN DE SUBIDA DE PRECIOS
    
La escasez de excedentes y el descenso generalizado de cosecha en los países productores hace que todo indique que los precios irán al alza, permitiendo de este modo paliar las pérdidas de cosecha. Los cálculos de Cooperativas Agoalimentarias de Castilla-La Mancha estiman que la producción de vino de los países europeos se reducirá en unos 20 millones de hectólitros; también en países terceros baja la producción. Situación que a todas luces habla de una mejora del mercado. Esa es la previsión y de momento se mantiene la expectativa.

“Esperamos que sean positivos y repunten. Ahora mismo se está hablando de precios que no tienen nada que ver con los del año pasado, pero no saldrán hasta finales de agosto cuando saquen las tablillas. Se habla, se especula, se dice, se comenta pero como siempre en estos temas es un juego de ajedrez”, destaca el gerente de la Unión Campesina Iniestense, Diego Paños.

Palabras que corrobora Juan Fuentes desde la cooperativa de Mota del Cuervo, pero incide en que de momento no hay ni contratos ni operaciones realizadas. “Sabemos que el precio va a subir pero no sabemos hasta donde. Está todo muy tranquilo, porque al no saber aún cantidad de cosecha no se  sabe que precio se dará”. 

Todos los indicadores apuntan a que las perspectivas son muy buenas y aunque hay “alegría en el interés de los compradores por el producto de este año, es todo muy incierto. El arranque mantiene expectante a los viticultores”, añade el presidente de la cooperativa pedroñera, Augusto Mesas.

El aumento del valor del vino es la mejor noticia que podría recibir el sector, eso sí, dentro de unos parámetros razonables. Al menos es la opinión personal de Luis Fernández, gerente y enólogo de la cooperativa Nuestra Señora de Rus, de San Clemente. A su juicio es necesario tener conciencia del negocio. “No se puede llegar de golpe y vender vinos a seis euros cuando has estado vendiendo a tres.  La subida de precios desde luego es muy positiva, pero debe ser razonables para que el producto pueda defender. Hay que reconocer que nuestros  vinos están en un segmento que se debe seguir manteniendo en el mercado”.

Lo que tiene claro es la necesidad de seguir avanzando en el comercio de producto terminado y conseguir mercados “ en los que podamos defendernos en precio y calidad. Se están haciendo vinos de muy buena calidad pero el mercado está copado por las grandes marcas y si te metes es porque puedes competir en precios, calidad y servicios”.

En este sentido destaca la gran oportunidad que suponen las ayudas a la promoción del Gobierno regional. Ayudas que considera suficientemente atractivas como para apostar por comercializar nuestros vinos y hay que aprovecharlas para salir fuera, promocionarlos y conseguir ese valor añadido”.

Galería de imágenes del artículo: Arranca la campaña de vendimia en la provincia con incertidumbre de cosecha y expectativa ante los precios

< VOLVER IMPRIMIR EL ARTÍCULO
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Conciertos San Julián 2017
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Opinión
Las Noticias de Cuenca
Demanda Hotelera



Las Noticias de Cuenca
Segundo aniversario

Elías Jiménez Barrios
"El nuevo PSOE conquense"

© Copyright La Noticias de Cuenca       ||       Diseño, programación y hosting by web dinámica ®