21 de Abril de 2017
Provincia

La pesca, "herida de muerte" desde la declaración de especies invasoras

  • Se cumple un año desde que el Tribunal Supremo, en base a la ley 42/2007, catalogó como especies exóticas invasoras a la trucha arco iris, la carpa o el cangrejo americano. El sector pide equipararse a Europa
boton compartir en twitter Share this Facebook
La pesca, "herida de muerte" desde la declaración de especies invasoras
M. Jiménez
La pesca deportiva en Cuenca espera “como agua de mayo” que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente aporte una pronta solución al escenario creado tras la sentencia que, hace justo un año, el Tribunal Supremo emitió admitiendo de forma parcial un recurso de varias asociaciones ecologistas para incorporar al catálogo español de especies exóticas invasoras a la carpa común, la trucha arco iris o el cangrejo americano y por la que quedaba prohibida la pesca sin muerte de este tipo de peces.
Una sentencia que, según el secretario de la Asociación de Cotos Intensivos de Pesca de Castilla-La Mancha, el conquense Javier López, ha dejado “herida de muerte, en situación terminal” a la pesca deportiva en España, que anualmente mueve en torno a los 3.000 millones de euros. 

Una cifra importante que revierte en zonas rurales y deprimidas a donde llegan familias enteras, casi 40.000 personas al año, para disfrutar de la pesca, lo cual supone movimiento turístico en torno a los cuatro cotos intensivos de pesca de la provincia, en El Chantre, La Torre y Puente Romano, en la capital, así como Vadocañas en El Herrumblar, amén del lago artificial de El Tablazo, en Villalba de la Sierra. 

Pendiente de la repercusión que pueda tener la modificación de la orden de vegas de pesca de Castilla-La Mancha, en la región el número de licencias de pesca deportiva ronda las 120.000 o 130.000 y se espera un “bajón importante y progresivo” este año. 
Ello afectaría, de forma colateral, al empleo directo e indirecto relacionado con el sector, en el que trabajan un guarda por cada coto, personal de oficina, transporte, piscifactoría o tiendas de pesca, que también han sufrido “un palo”. 

Es, por tanto, “la pescadilla que se muerde la cola”, según López, quien confía en esa pronta solución y recuerda que la decisión del Supremo se basa en la ley 42/2007, de 13 de diciembre, de Patrimonio Natural y Biodiversidad, que, a su juicio, “se hizo a espaldas de la sociedad, exclusivamente con los grupos ecologistas”. 

Como avance para volver a restablecer la situación, cita la proposición no de ley que el PP presentó y fue aprobada en el Congreso con los votos a favor de PSOE y Ciudadanos y en la que se insta al Ejecutivo central a que modifique dicha normativa “para evitar más daños colaterales en los colectivos de pesca desde el punto de vista económico, sociocultural o laboral”. 

Tras afirmar que, desde el punto de vista deportivo, los países del entorno europeo se están “echando las manos a la cabeza cuando están viendo lo que pasa aquí”, rememorado las dos movilizaciones que tuvieron lugar el año pasado para que, de nuevo, estas especies sean consideradas como especies autóctonas naturalizadas 

López subraya que el sector no pretende “ninguna cosa distinta al resto de Europa, ni mucho menos, sino equipararnos con Europa”, donde las especies prohibidas ahora mismo en España están calificadas como especies alóctonas naturalizadas “por su interés y valor cultural, económico y social”. Y esa es, precisamente, la mayor lucha actual: seguir generando actividad, riqueza, turismo y empleo a partir de la pesca deportiva de estas especies. 

La Federación Española de Pesca ha reclamado ante Estrasburgo hace apenas un mes, por lo que también espera anuncios desde Europa, señalando como la “mejor noticia que ha podido tener” la pesca deportiva española fue la publicación, hace alrededor de seis meses, de un decreto de la Unión en el que “casualmente” no aparecía como especie exótica invasora y peligrosa ninguna de las que ha generado este debate en España. 

Es la misma posición que defiende López, para quien tampoco son especies invasoras, habida cuenta de que “la que menos lleva, lleva más de cien años con nosotros”.

 “Ya están saliendo algunos científicos desmintiendo a los ecologistas, porque son especies aclimatadas en el medio natural”, explica, aseverando que el daño que pudieran haber hecho en un principio “ya lo hicieron y ahora mismo están en perfecto equilibrio con el medio”. 

Por todo ello, aparte de costoso y dañino, sería, defiende, “imposible erradicar a estas especies del medio”, decisión con la que se conseguiría “lo contrario a lo que se busca, desequilibrar los medios acuáticos”. 

En este punto, López denuncia la “misma letanía que tienen siempre los ecologistas con la biodiversidad” cuando estas especies “están poblando zonas artificiales de ríos” en las que se sitúan los cotos intensivos como los que operan en Cuenca, con la presa de La Torre en el tramo superior, y la de Las Grajas en el inferior. Cotos en los que, además, por “prescripción”, se realizan sueltas de truchas arco iris hembra esterilizadas que, en cuanto se pescan “ya no están”. 

“Podrán ser exóticas, no lo vamos a discutir, pero de invasor me parece que tienen muy poco, porque no van a invadir nada”, espeta, agregando que en otoño los cormoranes “esquilman a las pocas que quedan, con lo cual no queda absolutamente ninguna trucha en el río”. 
Galería de imágenes del artículo: La pesca, "herida de muerte" desde la declaración de especies invasoras

< VOLVER IMPRIMIR EL ARTÍCULO
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Conciertos San Julián 2017
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Opinión
Las Noticias de Cuenca
Demanda Hotelera



Las Noticias de Cuenca
Segundo aniversario

Elías Jiménez Barrios
"El nuevo PSOE conquense"

© Copyright La Noticias de Cuenca       ||       Diseño, programación y hosting by web dinámica ®