27 de Junio de 2019 Son las 3:13

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2019
0
Imagen de Las Noticias de Cuenca

Las Noticias de Cuenca

Promesas y realidades

Los candidatos de los principales partidos que concurrirán a las elecciones municipales de mayo de 2019 en la capital ya están en precampaña, algo que se puede apreciar por los encuentros que tanto la aspirante del Partido Popular a gobernar la ciudad como el del PSOE están manteniendo con diversos colectivos y las promesas que a través de notas de prensa han empezado a hacer llegar para dirigirse a la ciudadanía.

El problema, ya lo sabemos de sobra, es que muchas de sus promesas actuales, gobierne quien gobierne en el ayuntamiento a partir del próximo mes de junio, se las acabará llevando el viento. Porque, dada además la crítica situación económica del consistorio, sujeto a un plan de ajuste y controlado por Hacienda, pocas probabilidades va a haber de llevar a cabo grandes inversiones.

Bueno sería, por tanto, que nuestros aspirantes a gobernar Cuenca fueran prácticos y se centraran en lo esencial. Y está claro que una de las cuestiones que más preocupan a los ciudadanos, y que no sería excesivamente costosa, es la reforma de las calles. No puede ser que barrios como La Paz, Casablanca o Fuente del Oro lleven tantos años demandando la reparación de baldosas, escaleras, parques infantiles. Máxime cuando hay 12 millones de euros, en su mayoría de fondos europeos, que se deben invertir de aquí a 2022 a través de la estrategia Dusi de sostenibilidad. Es decir: que dinero hay. Pero lo que hace falta es un gobierno que lo invierta y vele ya no solo por la seguridad de sus vecinos, sino por mejorar la imagen de esta ciudad que se cae a pedazos.

Y otra necesidad, que además prácticamente no tendría coste alguno, es que quien sea el próximo alcalde o alcaldesa de Cuenca deje de poner trabas a los proyectos de desarrollo propuestos por la Junta de Comunidades. Hablamos de los ascensores al Casco pero, también, de la colección de arte de Roberto Polo, del centro de día de mayores de Las Quinientas, de un hotel con centro de convenciones y de un buen número de nuevos proyectos que seguro que emergerán a lo largo de la próxima legislatura en el caso de que Emiliano García-Page repita como presidente de Castilla-La Mancha. Y decimos García-Page porque el actual presidente ha dado buena muestra de que proyectos tiene para Cuenca, logrando entre otras cosas reanudar las obras del hospital y traer a la ciudad dos grandes exposiciones como han sido las de Ai Weiwei y Bill Viola. Su predecesora en el cargo, en cambio, acuérdense de que lo que nos trajo fue el despido de cientos de docentes y profesionales sanitarios, la paralización de las obras del hospital y del proyecto de la autovía a Albacete, la desaparición del festival Mujeres en Dirección y de la Feria Regional del Libro. La diferencia es abismal. Y ello a pesar de las numerosas reticencias mostradas por quien en esta legislatura gobierna en el Ayuntamiento. “Cuenca merece más que exposiciones”, llegó a decir recientemente el presidente del PP y de la Diputación, Benjamín Prieto. Claro que sí. Pero lo que desde luego no merece Cuenca es que se repita lo que aconteció en la legislatura presidida por María Dolores de Cospedal.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información