26 de Marzo de 2019 Son las 20:10

Opinión

Opinión

Especial Día de la Mujer 2018
0
Imagen de Orión

Orión

El huevo de la serpiente

En 1977 el cineasta sueco Ingmar Bergman entregaba un film que lleva por título el mismo que nosotros hemos usado para este artículo.

Es una película sombría, muy oscura y pesimista que relata las peripecias de un actor de circo que regresa de la emigración a su Alemania natal en 1921.

Encuentra un país, un pueblo, asolado por una profunda depresión económica y social y en donde campan a sus anchas los miedos y la desesperanza. Miedo al presente. Miedo al futuro. Miedo al diferente. Y desesperanza motivada por la mala digestión de una economía en crisis que se salda con una desigualdad lacerante y una notable indiferencia ante la injusticia. Aparece como promesa de refugio la idea de un hombre nuevo, de una raza perfecta que encarna, paradójicamente, valores antiguos, mitológicos, engañosos.

El nazismo se ha gestado y se postula como solución.

La frase de uno de sus protagonistas resume la lección que Bergman quiere trasladarnos: “Cualquiera puede ver el futuro, es como un huevo de serpiente. A través de su fina membrana se puede distinguir el huevo del reptil ya formado.”

Hoy, el Gobierno, vacilante, sin haber encontrado el camino de la pedagogía, cede el discurso a unas derechas que han optado por acogerlo y transformarlo en falaz y populista tras haber abjurado del concepto de “cuestión de Estado” en beneficio de un hipotético beneficio electoral.

Pero lo cierto es que el Gobierno sí tiene una Agenda del Cambio, como él la define, que guía su acción y que contempla un conjunto coherente de medidas “para apostar por la formación y la educación, impulsar la transición ecológica, promover el desarrollo científico y ecológico, avanzar hacia un mercado laboral más justo que contribuya a reducir la desigualdad y aumentar la productividad, reforzar el Estado de Bienestar y fortalecer la red de protección social a través de un sistema impositivo adaptado a la nueva realidad económica. También aspira a progresar hacia una Administración más eficiente al servicio de la ciudadanía.”

Pero, claro, esto aparece en una columna lateral de algún medio… amigo, no suscita pasiones en otros y desde luego no parece ser pegamento bastante para soldar una mayoría transversal que garantice Pactos de Estado (¡QUÉ NOCHE LA DE AQUEL DÍA DE PACTOS EN LA MONCLOA!), ni fórmulas para financiarlos.

Otros, sin más propuestas que la descalificación gritada, ¿acunan, acaso, el huevo de la serpiente?

Bergman, en 1977, nos alertó. Nadie está vacunado contra la enfermedad que asoló Europa.

¿No resulta razonable establecer un cordón sanitario que nos proteja del veneno de los extremismos?

Algunos acunan al engendro. Queda dicho.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información