21 de Febrero de 2019 Son las 11:58

Opinión

Opinión

Especial Día de la Mujer 2018
0
Imagen de Orión

Orión

"Esperpento y astracanada"

Desde el pasado miércoles ya sabemos quien ganó las elecciones andaluzas: el señor Aznar y su deseado extremo-centro- derecha bajo un único paraguas. El del poder. Eso sí, con aire acondicionado de las tierras del Sur. Muchos de los que se quedaron a la intemperie harían bien en reflexionar y tras repartir su cuota parte de responsabilidad en el fracaso, unir fuerzas, discurso y proyecto para volver a ilusionar a los que los han abandonando. ¡Oído cocina!, apuntilla Adán.

Todos lo sabíamos desde la noche electoral. Pero vox (me sigo resistiendo a escribirlo con mayúscula), PP y Cs necesitaban teatro. Con espectáculo las píldoras son menos amargas.

Y nos lo han dado en forma de esperpento y astracanada a la vez que nos actualizaban a otro cómico-filósofo (este genial) llamado Groucho Marx, que acertó cuando dijo aquello de si no le gustan mis principios no hay problema, tengo otros.

Retrato de los contrayentes.

Pero las formas, los contenidos y los discursos nos han traído la luz gris de los tiempos que creíamos olvidados. De ahí el título de este artículo.

Nos han demostrado que no existen vacunas eficaces que nos prevengan de los efectos de los extremismos, devastadores para la convivencia. No aprendemos de nuestros errores y aceptamos resignados que es una consecuencia mundial de la globalización como si la identificación de una de las causas nos dejara tranquilos mientras siguen los desahucios, la pobreza de los niños, la energética y tantos males que no remiten y de los que no se habla, si es que están destacados en los pactos suscritos.

Si nos empeñamos, volveremos a caminar “cara al sol”, “prietas las filas, recias, marciales” como “escuadras cara al mañana que nos ofrece patria, justicia y paz”, todos alineados en la misma dirección.

Volveremos a la admiración por el esperpento de Valle- Inclán, la astracanada de Muñoz Seca en este tiempo en que creíamos desterrados para siempre aquellos modos y conceptos que hicieron de España un país plano, monocorde, sin contrastes permitidos ni notas disonantes, con el dolor ocultado de los diferentes y en el que los niños con los niños y las niñas con las niñas. En suma, un territorio en blanco y negro. ¿Acabará resucitando el NODO?, pregunta Evencio.

Gota de sarcasmo final, con un punto de tristeza y acaso decepción; GRACIAS Cs. Curiosamente el partido naranja se ha convertido, ahora sí, en una triste marca blanca.

Decidir escribir sobre un tema tan ampliamente tratado por políticos, periodistas, politólogos, analistas, tertulianos y demás gente de mal y buen vivir, sabes que te aboca a la más absoluta falta de originalidad. Pero, a veces, piensas, merece la pena un desahogo.

Lector, si todavía sigues ahí, admite un consejo, cuídate de las flake news (mentiras a secas) están de oferta en este tiempo en el que los principios cotizan a la baja en el mercado de valores mobiliarios.

Queda dicho.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información