13 de Junio de 2017
Opinión

El maquis olvidado

boton compartir en twitter Share this Facebook
Mhingo Márquez

Madre, díme, ¿dónde está?

mi padre, que no lo veo,

hijo, nunca volverá,

se lo llevaron de reo.


Unos hombres de metal

lo cogieron en la sierra

y en una noche fatal

desapareció en la tierra.


Hijo, no preguntes más

que tu madre se entristece,

en unos metros de cal,

quizá un pobre, cante y rece.


Luchó por la libertad

que algunos no se merecen

alguien lo recordará

donde las malvas florecen


Te contaré la verdad

y relataré mis penas,

todo acabó en una cena

y nunca volvió al hogar


No te preocupes, cariño,

que no volverá a pasar

mientras hombres, desde niños

los vuelvan a recordar.


Que el mundo no es de unos pocos

también es de los demás,

no solo de aquellos locos

que se lo quieren quedar


y recuérdalo hijo mío,

que después del temporal

a todos, llega el estío

para castigar su mal.


Yo nunca voy a olvidar

lo que tu padre me dijo,

yo tengo que ir a luchar

tú, mientras, cuida de mi hijo.


Yo no sé si volveré

esta cerca la tormenta,

yo solo te pediré

que aparezca mi osamenta.


< VOLVER IMPRIMIR EL ARTÍCULO
© Copyright La Noticias de Cuenca       ||       Diseño, programación y hosting by web dinámica ®