11 de Abril de 2017
Opinión

Mola

boton compartir en twitter Share this Facebook
Antonio Santos

Admito que escribir sobre el ejemplo de buena gestión de Esperanza Aguirre que supone hacer uno hospital de noventa y ocho millones por seiscientos es algo muy tentador. Pero hoy quiero reivindicarme como español.  Soy español.  Ser español mola.  ¿Te imaginas a ti mismo como italiano, francés o inglés?  


Ser español mola no por todo lo que nos roban algunos políticos a los que seguimos votando, sino por nuestra cultura.  Porque tenemos el honor y la honra, aunque a veces esto es un honror.   Porque tenemos a Lope, Quevedo y el futbolín, a Velázquez, Manolo Caracol y las patatas bravas, incluso, a Lagartijo, Platanito y el botijo.    Cervantes, él solito, con una mano atada a la espalda (la izquierda, por favor) se folla a toda la literatura francesa.  Somos españoles, un poco muy barrocos y muy poco ilustrados.  Siempre iluminados. 


Por eso, a los que además de nacer en España, somos y ejercemos como españoles, la gente nos tiene envidia.  Hay gente a la que le da asco cualquier cosa solo por ser española.  Esto se ve claramente en la propuesta de presupuesto presentada estos días, donde se vuelve a recortar a la cultura. 


Y ahora voy a blasfemar, las musas me perdonen.  Quizás dentro de cien o doscientos años, Trueba sea nuestro Galdós o Torrente nuestro Quijote, y los libros o archivos digitales cuenten cómo eran odiados y perseguidos por algunos, solo por ser españoles.


< VOLVER IMPRIMIR EL ARTÍCULO
© Copyright La Noticias de Cuenca       ||       Diseño, programación y hosting by web dinámica ®