06 de Agosto de 2017
Opinión

Segundo aniversario

boton compartir en twitter Share this Facebook
Las Noticias de Cuenca

Hace apenas tres semanas ciudadanos de toda España se volcaron en concentraciones de recuerdo a Miguel Ángel Blanco, el concejal de Ermua (Bizkaia) de 29 años asesinado en julio de 1997 por la banda terrorista ETA, cuyo secuestro y asesinato dos días después conmocionó al país entero y se convirtió en uno de los episodios más trágicos de nuestra historia reciente.


Y este domingo, 6 de agosto, tiene ugar el segundo aniversario de uno de los asesinatos de violencia de género más sentidos de cuantos, por desgracia, con una media de más de dos al mes, se siguen produciendo en este país tan supuestamente próspero y racional: el de las dos jóvenes conquenses Laura del Hoyo Chamón y Marina Okarynska, que también en la flor de la vida, con apenas 24 y 26 años, se encontraron con la muerte durante una visita a la casa del exnovio de la segunda, Sergio Morate, y cuya desaparición durante seis días mantuvo en vilo a todo el país hasta que el dolor se hizo inconsolable con el hallazgo de sus cuerpos semienterrados en cal viva en una poza del nacimiento del río Huécar.


Este domingo será, por tanto, un día de dolor y de preguntas sin respuesta en memoria de dos conquenses que, como Miguel Ángel Blanco, se han convertido en símbolos de nuestra sociedad, en su caso de la violencia de género, aunque injustificablemente el nombre de Laura no figure entre las 57 mujeres españolas que fallecieron víctimas de esta lacra en 2015 al no haber sido pareja de su presunto agresor. 


No se puede decir que haya asesinatos que duelan más que otros, porque la muerte resulta igual de dolorosa y cruel para todos los familiares y allegados de las víctimas. Pero el de Laura y Marina, como el de Miguel Ángel Blanco, conmocionó especialmente a toda la sociedad por esa larga y agónica espera entre la denuncia de su desaparición y el hallazgo de sus cadáveres, en el caso de las dos jóvenes conquenses seis interminables días y cinco interminables noches de suplicio para sus familias y de inquietud para todo un país que conoció tanto su desaparición como la fuga de Morate a través de la rueda imparable de noticias de los medios de comunicación.


Ante hechos de esta magnitud, solo queda confiar en la justicia. En el caso de Miguel Ángel Blanco, al menos el autor de su cobarde secuestro y asesinato a sangre fría con dos disparos en la cabeza, Francisco Javier García Gaztelu, también condenado, ahí es nada, por los asesinatos de Gregorio Ordóñez, José Luis López de la Calle, Fernando Buesa, Jorge Díez y dos guardias civiles, se encuentra en prisión desde febrero de 2001 y no deberá salir hasta el 26 de noviembre de 2059. 


Y en el de Laura y Marina, al menos recientemente conocimos que la Audiencia Provincial de Cuenca ha fijado para el 23 de octubre de este año el inicio del juicio contra el acusado de este repudiable crimen, el también conquense Sergio Morate, que según el auto acabó violentamente tanto con la vida de Marina como con la de Laura. Son 48 los años que la Fiscalía pide para él (25 por el asesinato de Marina y 23 por el de Laura) además de una indemnización de 540.000 euros para su familia. Un tiempo en prisión y una cantidad económica importante que muy pronto veremos en qué queda pero que, por desgracia, de ninguna manera podrá servir para devolver la vida a aquellas dos jóvenes con tantos proyectos por delante ni propiciar que Cuenca pueda borrar el capítulo más doloroso de su historia reciente.


Y mientras tanto, no lo olvidemos, aunque acorralada por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y por la sociedad ETA ha dejado de matar , la violencia de género sigue acumulando asesinatos. El último, esta misma semana, en Getafe. La víctima, una mujer de 63 años y el presunto agresor, un hombre de 71 con antecedentes penales por malos tratos. Y nos preguntamos: ¿hasta cuándo tendremos que seguir lamentando este tipo de irreversibles sucesos? ¿Acaso no es posible erradicarlos de una vez?


< VOLVER IMPRIMIR EL ARTÍCULO
© Copyright La Noticias de Cuenca       ||       Diseño, programación y hosting by web dinámica ®