Autoprima Cuenca Autoprima Cuenca
19 de Octubre de 2019 Son las 0:09

Entrevistas

Entrevistas

Especial Semana Santa 2019
Mago Albert

“La magia auténtica solo tiene como ayudantes a los dedos de las manos”

El ilusionista conquense actúa este jueves 29 de agosto para el público infantil en el parque Santa Ana, donde mezclará números clásicos con un avance de la próxima temporada

Imagen principal de la noticia
Fotos: Saúl García
29/8/2019 · Dolo Cambronero

El clásico juego de Magia Borrás tuvo la ‘culpa’. Alberto Fernández Pardo (Cuenca, 1987), conocido como el Mago Albert, tenía apenas unos seis años cuando ese regalo de Reyes le descubrió un hechizante mundo que después convertiría en su modo de vida. Autodidacta, el artista se ha formado participando en un sinfín de congresos nacionales e internacionales. Forma parte de la Sociedad Española de ilusionismo y su talento fue reconocido con un premio nacional en El Vendrell (Tarragona). El jueves 29 de agosto juega en casa y actúa para el público infantil en el marco de la Feria de San Julián. La cita es a las 12:00 horas en el parque Santa Ana. Su deseo es poder seguir trasladando durante muchos años al espectador a un lugar en el que todo es posible.

¿Qué va a ofrecer en la actuación infantil en la Feria de San Julián?

Vamos a presentar unas pinceladas de lo que va a ser la nueva temporada. Daremos a conocer algún juego nuevo que estamos poniendo a punto para la campaña 2020 y también ofreceremos algunos de los clásicos que llevo haciendo desde hace años, que siempre funcionan, que gustan al público y que me los piden.

¿Cuáles son esos clásicos?

La rama de la magia que más me gusta es la manipulación. Defiendo sobre todo la magia real, sin compinches, la auténtica. La manipulación tiene diez ayudantes que son los diez dedos de las manos. Yo digo que esta tiene que ser la auténtica herramienta a la hora de hacer magia. No comparto las nuevas tecnologías, los compinches, una apuesta en escena brutal… Todo eso está bien pero apuesto por la auténtica manipulación. Mis clásicos son juegos con cuerdas, con aros, con cartas, con pañuelos... Es lo que yo llamo la esencia de la magia.

¿Y los nuevos juegos?

Habrá nuevos juegos que tienen que ver con el mentalismo, que es una rama de la magia que tiene que ver con la mente del espectador; y luego habrá clásicos de la cartomagia, que es magia con cartas; y números más visuales con pañuelos de colores.

En la presentación de su página web dice que la magia está en la mente del espectador y no en las manos del mago…

El mago tiene la responsabilidad de meter al público en la canasta, de hacer que disfrute y lo pase bien, que se divierta. Debe poner en escena una obra de arte que aprecien los espectadores. Pero al final es el público el que decide. Te pone o te quita.

¿Cómo comenzó su afición por el mundo de la magia?

La afición me viene de bien chiquitito por culpa de un regalo de Reyes: las típicas cajas de Magia Borrás. A partir de eso, con seis o siete añitos, empecé a interesarme por este mundo y me gustó. Comencé a indagar y lo estuve compaginando con los estudios un tiempo, hasta hoy día que ya me dedico de forma profesional a la magia desde hace unos años.

¿Desde cuándo se dedica a la magia profesionalmente?

Tengo ahora 31 años y hace diez que me dedico a la magia profesionalmente. Soy autodidacta. Me he formado en congresos, en conferencias, en simposios a nivel nacional e internacional… Ahí se puede compartir el trabajo con otros magos y aprendes mucho. Pero nunca he asistido a ninguna escuela. Soy autónomo y estoy dado de alta en el régimen especial de artistas. Empecé a estudiar Bellas Artes y en segundo lo dejé porque no lo podía compatibilizar la magia con los estudios.

¿Y qué pensó su familia cuando les dijo que quería dedicarse a la magia?

Suena a ‘mamá, quiero ser artista’… [Risas] Pero mi familia me ayudó. Llega un momento en que te empiezan a llamar para espectáculos y al final no sacas tiempo para cursar unos estudios universitarios, aunque lo entendieron y me apoyaron siempre.

Podría verse una relación entre la parte creativa de la magia y las Bellas Artes.

Mi padre es pintor artístico. De ahí puede ser que me venga el gusanillo del arte. A priori no tiene nada que ver la pintura con la magia pero al final, somos creadores igualmente. Un juego de magia es una obra original; es un momento único e inédito en el escenario donde le estás haciendo ver al espectador algo que rompe las leyes de la naturaleza. El mago hace posible lo imposible. Igual que no se puede reproducir un cuadro, esto es algo parecido.

¿Cuál es el secreto de la magia?

El trabajo. No hay más secreto. Es constancia, es ensayar y practicar y volver a ensayar y practicar, y preocuparse por la puesta en escena, las luces, el vestuario, la iluminación, un buen guión… A mí me preocupa mucho llevar un buen hilo conductor del espectáculo. No se trata de ir haciendo juegos sueltos al azar, de ir sacando cosas de una maleta. Todo tiene que tener un sentido y una lógica. Al final, estás contando una historia, un cuento, por medio de la magia. Le dedico ocho horas diarias cuando no es más. Aunque pensando en magia estoy las 24 horas del día. Ocho horas al día de técnica, de ensayo, de repasar vídeos… no te las quita nadie.

Y también es importante el equipo. En el escenario estoy yo solo pero el éxito no se debe solo a mí. Detrás hay una serie de personas sin los que no sería posible llevarlo a cabo: mi familia, que me han echado una mano desde que comencé con esto; mi mujer; mi hermano que viene de técnico de sonido; los montadores, personal de carga y descarga, técnicos de luces, de sonido, ayudantes… Todos hacen un trabajo que no se ve pero están ahí. Hay veces que hasta piensan por ti y te ayudan a diseñar los juegos. Ellos proponen la idea y yo, el desarrollo, y salen cosas bonitas.

¿Quiénes son sus referentes?

Sobre todo, David Copperfield. Para mí y para muchos, es el mejor mago del siglo XX. Maneja todas las ramas de la magia. Hace magia de cerca, de escenas, de salón, grandes ilusiones… En el escenario es un showman. Este año voy a tener la oportunidad de conocerlo en persona porque viajaré a Las Vegas a mediados de noviembre. Voy a poder compartir unos minutos con él. Es mi referente. Es una eminencia. Llevo desde enero programando el viaje y compramos entradas especiales para poder saludarlo y hablar con él. Lo mejor del mundo de la magia pasa por Las Vegas.

Y en España también hay magos que me gustan mucho como Juan Tamariz, que es un referente también mundial por su manera de pensar y de escribir, por su técnica… Es un clásico. Juan Mayoral también me encanta. En España hay un nivel altísimo en magia.

Va a conocer a su gran referente. ¿Le queda algún sueño pendiente en el mundo de la magia?

Mi sueño es seguir haciendo que el público lo pase bien, que disfrute viendo magia, obras de arte. Ese es mi sueño. No hay otras aspiraciones. Que mañana, cuando tenga muchos años más, tenga la capacidad y el físico para seguir haciendo que lo pasen igual de bien.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información