AUTOPRIMA MERCEDES AUTOPRIMA MERCEDES
22 de Mayo de 2019 Son las 10:02

Entrevistas

Entrevistas

Especial Semana Santa 2019
Rafael Catalá

“Nadie está planteando una instalación de residuos nucleares sin garantías de calidad”

El que fuera ministro de Justicia defiende el ATC en Villar de Cañas y señala que es posible desarrollarlo pese a "la demagogia de la izquierda radical"

Imagen principal de la noticia
Foto: Saúl García
26/4/2019 · Gorka Díez

Rafael Catalá (Madrid, 1961) lleva casi cuatro años como diputado por Cuenca y la previsión es que repita tras las elecciones generales del domingo. El que fuera ministro de Justicia y, durante unos meses, de Fomento, defiende las posibilidades de Cuenca (agricultura, naturaleza, cultura, gastronomía) para generar empleo lo mismo que la instalación, en Villar de Cañas, del Almacén Temporal Centralizado (ATC).

Lleva casi cuatro años como diputado por Cuenca. ¿Qué destaca de la provincia?

Cuenca tiene un alto potencial en aspectos económicos vinculados con actividades tradicionales como la agricultura o la ganadería y algunos entornos industriales importantes en Tarancón o San Clemente, lo que hace que en algunos entornos tenga núcleos de actividad relevante en cuanto a generación de riqueza: nichos en los que se puede trabajar y mejorar el desarrollo económico. Por otra parte, creo que tiene unas actividades de turismo cultural, de naturaleza y de patrimonio histórico y gastronómico muy importantes, otro activo muy relevante para destacar y con el que trabajar en el futuro. Las redes de comunicaciones nos sitúan en una posición intermedia entre el Levante y el centro de España que nos permiten, usando las redes de carreteras y ferroviarias, aprovechar el potencial, aunque hay limitaciones: hace falta una conexión por carretera a modo de autovía desde Cuenca hacia el mediterráneo y aprovechar mejor la red de Alta Velocidad, con una oferta de servicios más cercanos y más flexibles.

Se lleva años hablando de la autovía a Albacete o de la de Teruel…

En mi opinión el objetivo prioritario es la salida desde Cuenca en modo autovía hacia el Mediterráneo, continuando la A-40. Ahí los técnicos tienen que opinar sobre cuál es el trazado más adecuado para conectar con la A-3 que nos lleve hacia Valencia y hacia el Mediterráneo. La conexión con Teruel es un desafío abierto hace tiempo, como lo es también con Guadalajara desde Tarancón, pero es verdad que estas tienen problemas medioambientales. Ha habido informes que han puesto graves dificultades, un asunto no fácil de obviar aunque no hay por ello que dejarlo. Sin necesidad de hacer autovías, también hay carreteras cuyos trazados se pueden mejorar: ampliar un carril en zonas de subidas, mejorar los arcenes, el estado del firme, suprimir curvas o ampliar su radio… Los ingenieros de caminos saben hacer muy bien su trabajo y pueden mejorar notablemente las carreteras sin necesidad de que sean autovía.

En el AVE se puede hacer más.…

Absolutamente. Lo que ha pasado con el abaratamiento del uso del AVE para los conquenses es una de las mejores demostraciones de que los gobiernos pueden hacer cosas o pueden no hacerlas. Nosotros empezamos a crear billetes baratos en determinados horarios del AVE para la conexión con Madrid y viceversa, promovimos la declaración de obligación de servicio público para este tramo, lo que permitía la utilización de los trenes Avant con un sistema de abaratamiento de los servicios, y el Gobierno socialista, desde junio en adelante, no ha hecho absolutamente nada: ha bloqueado este asunto sin fomentar el uso de los bonos AVE en precio y frecuencia razonable. Lo mismo que ha bloqueado las obras que teníamos iniciadas para la conexión entre la A-3 y la A-40 en Tarancón, con un proyecto hecho y presupuestado que se ha paralizado, o el desarrollo de las obras de la Comisaría de la Policía Nacional en Cuenca: nosotros dejamos el convenio hecho, el presupuesto aprobado, y el Gobierno del PSOE lo ha parado. Ahora dicen que lo han metido en un programa de inversiones que no ha sido aprobado al no salir adelante el presupuesto…

En el AVE sí que se pusieron en marcha en enero unos bonos más económicos, pero según parece insuficientes…

No son suficientes… Se puede aprovechar mucho mejor las frecuencias que tenemos tanto con Madrid como con el Mediterráneo. Los AVEs llevan una ocupación cotidiana de en torno al 75-80 por ciento, con lo cual queda un margen de ocupación que a precios muy baratos puede generar un beneficio neto al operador, Renfe, y permitir que los usuarios puedan disponer de frecuencias y flexibilidad para utilizar los bonos AVE no solamente en un plazo corto de una semana, sino de un mes… Hay muchas maneras para que Renfe comercialice estos servicios mejor, como no lo está haciendo ahora.

Mejorar las comunicaciones podría contribuir a luchar contra la despoblación. ¿Alguna medida más?

Como decía, los sectores agrícolas, ganaderos e industriales, unido a la posición geográfica, tienen un potencial de desarrollo alto y, por tanto, deberíamos ser capaces de encontrar oportunidades vinculadas a ellos, así como al espíritu emprendedor de muchos empresarios, autónomos y pymes que están trabajando en la provincia. La estructura poblacional de en torno a 242 pequeños municipios para poco más de 200.000 habitantes es una realidad sociológica, y tampoco podemos intentar cambiar eso sustancialmente, pero hay unas capacidades y un potencial de desarrollo futuro que desde el ámbito político hay que trabajar para aprovecharlas. También hay que favorecer las condiciones de vida de las personas que han decidido vivir en núcleos de población pequeños. Y eso se hace, además de mejorando las comunicaciones, haciendo lo propio con el acceso a las redes informáticas y telefónicas, ADSL, internet, en toda la provincia, con muchas zonas todavía de sombra, con muchos fallos y poca capacidad. Se pueden también generar incentivos a la localización en las pequeñas poblaciones, algo que se hace con incentivos fiscales para aquellos que residan en núcleos de baja densidad donde algunos servicios como el sanitario, el educativo o el asistencial no tienen esa presencia intensa, algo que puede verse compensado con una menor fiscalidad. Con estos elementos, puede haber personas que perfectamente elijan vivir en núcleos poblacionales pequeños donde hay una alta calidad de vida.

Insiste en defender el ATC pese a la contestación social…

Entre las cosas que hay que hacer para aprovechar las potencialidades de Cuenca es generar oportunidades y desarrollos económicos, atraer inversión, empresas. Y ahí surge con mucha fuerza el proyecto del almacén nuclear en Villar de Cañas, que lógicamente tiene que estar dotado de todas las medidas de seguridad propias de un país avanzado en la Europa moderna como es España en el año 2019. Nadie está planteando llevar a cabo una instalación de residuos nucleares sin garantías de calidad. Esos silos existen en la actualidad en Francia, en Alemania, en toda Europa. Es posible desarrollarlo pese a esa demagogia y propaganda que han hecho desde la izquierda radical, que debería dejar de engañar a los conquenses y a los ciudadanos. Vamos a seguir así apoyándolo y a decirle a Page y al gobierno socialista que deje de estar rehén de sus socios podemitas que están impidiendo que se lleve a cabo una inversión que sería muy buena para Cuenca. En España hay centrales nucleares y hay que depositar esos residuos. Ahora los estamos llevando a Francia con un coste altísimo, de cientos de millones de euros, que lo pagan los usuarios en la factura eléctrica.

Los contrarios al ATC insisten en la mala imagen que un almacén asociado a lo nuclear podría dar a la provincia, sus vinos…

Pero insisto en que ese almacén, según me han explicado los técnicos, está dotado de todas las garantías y no genera ninguna contaminación ni perjuicio. Yo parto de ahí. Y no es algo novedoso que tenga un margen de riesgo, sino algo que ya existe en toda Europa. Nosotros seríamos los primeros que si hubiese un elemento de incertidumbre en torno a este proyecto, lo descartaríamos. Pero es que no es verdad. Lo que hay es mucha demagogia porque desde la izquierda radical se está en contra de las centrales nucleares. Es curioso porque la izquierda no está en contra de las centrales nucleares en Francia, en Alemania, pero aquí se han quedado muy oxidados. ¿Por qué no hablan de la contaminación que generan los aerogeneradores, los molinos de viento? ¿Por qué no hablan de la contaminación que generan los coches eléctricos? Como parece que lo moderno es sostenible y no contaminante… Pero no es cierto: es un prejuicio ideológico.

Pero la energía eólica es limpia...

Yo no soy un experto en energía, pero me he leído unos cuantos informes. ¿Sabe usted la contaminación que generan, en términos de ahuyentamiento de aves, los molinos de viento? No hay pájaros en la zona donde hay molinos de viento. ¿Sabemos cuánto contamina la fabricación de los paneles sonares, la fabricación de las baterías de los coches eléctricos? Yo creo que hay que ser serios y no seguir ese planteamiento maniqueo e ideologizado según el cual lo nuclear es malo y el resto de las energías son buenas y, desde ahí, tomar decisiones razonables.

Hay que ser serios y no seguir ese planteamiento maniqueo e ideologizado según el cual lo nuclear es malo y el resto de las energías son buenas y, desde ahí, tomar decisiones razonables

¿Está siendo esta una campaña más de confrontación que de propuestas?

Han pasado muchas cosas en los últimos meses y hemos tenido una precampaña larga con las andaluzas, un Congreso en el PP, la moción de censura del PSOE con sus socios de extrema izquierda comunista, independistas y hasta Bildu... Esto ha provocado una tensión política en los últimos tiempos muy intensa que puede hacer que los ciudadanos se sientan hasta un poco fatigados de tanto debate político. Pero, en ese contexto, a mí me parece que en los últimos dos debates que hemos visto en televisión, Pablo Casado ha hecho muchas propuestas: en materia fiscal de reducción de impuestos, en materia de creación de empresas, de protección de los autónomos, de desarrollo de la sanidad, de la familia, de la mujer… Yo he visto a un Pablo Casado proposotivo. Lo más que llegué a ver en el segundo debate fue a un presidente del Gobierno que tenía que leer un papelito que le había hecho algún asesor porque no se sabe cuáles son las propuestas del PSOE en estas materias o no lo había trabajado demasiado.

¿No se está yendo el PP más a la derecha?

El PP ha ocupado siempre todo lo que estaba a la derecha del PSOE, esa es la posición natural del partido, que obtuvo once millones de votos en 2011. Desde ahí hasta hoy es cierto que han aparecido otras fuerzas que intentan ocupar espacios, dicho geográficamente, entre el centro y la derecha del PP, que nos han dejado ahí en medio, pero yo creo que el PP mantiene su tradición, sus pilares del edificio, en torno a la confianza en la persona, en la familia, en la economía liberal de mercado, en la bajada de impuestos como modelo de desarrollo, en la garantía de las pensiones y de los grandes servicios públicos (la sanidad, la educación). Esos activos ideológicos y tradicionales del PP siguen intactos.

En Cuenca hubo un acto reciente de Casado en el que se le contaron más de 20 insultos a Sánchez. ¿El PP se ha vuelto más agresivo tras la marcha de Rajoy?

Yo lo que he visto estos últimos días en los debates televisivos ha sido un Pablo Casado tranquilo, moderado, prudente, haciendo propuestas, y a un Pedro Sánchez nervioso, descolocado, insultando, diciendo que todo el mundo miente, lo que no me parece precisamente un ejemplo de estabilidad y de moderación. Para mi país, España, me gustaría un presidente de gobierno estable, moderado, prudente, razonable, como lo que ha hecho Pablo Casado en estos debates.

Cataluña: con diálogo será difícil la solución, pero sin diálogo….

El PSOE promovió en junio una moción de censura con unos socios que son la extrema izquierda comunista, los independentistas que quieren romper la unidad de España y la igualdad de los españoles y los herederos políticos de la ETA, y ahora parece que quiere reeditar ese pacto político. Para ello, ¿qué les va a ofrecer el señor Sánchez cuando los independentistas quieren un referéndum para la autodeterminación de Cataluña y relacionarse con el Estado español ante un mediador? No sé me ocurre cuál puede ser la solución que aporte el señor Sánchez. Dice que no ha negociado con los independentistas cuando estuvo con el señor Torra, que le dio una lista de 21 puntos en la que se decían todo tipo de barbaridades… La solución en Cataluña no puede pasar por el entreguismo a esos planteamientos inconstitucionales de romper la unidad de España y la soberanía nacional. ¿Diálogo? Sí. Pero dentro de la Constitución. Igualdad entre todos los españoles, respeto de los derechos de todos y no promover el planteamiento de dos millones de radicales que quieren ser independientes, lo que me parece legítimo, pero no imponiéndoselo al resto de la sociedad catalana y, mucho menos, al resto de la sociedad española. Nosotros vamos a plantear el diálogo con la sociedad catalana para que se aplique la Constitución, las leyes, y se cumplan las sentencias de los tribunales. No puede haber otro diálogo ni en Cataluña ni en Extremadura ni en Cuenca: el respeto a la ley es una señal de la democracia.

El PP, si tiene que negociar con Vox y con Cs, no está próximo en cuestiones como las transferencias a las autonomías…

En campaña todas las formaciones políticas radicalizan un poco su discurso intentando diferenciarse. Vamos a ver qué resultado obtenemos todos el domingo y, a partir de ahí, habrá que ver la aritmética y si existen escenarios de gobernabilidad. Nosotros vamos a dialogar, que es algo que ya hemos hecho, porque en la etapa anterior, con 137 diputados, no teníamos mayoría, y dialogamos y negociamos con los partidos políticos. Algo que también hemos demostrado en el Ayuntamiento de Cuenca, en La Rioja, en Madrid… El diálogo es posible y hay que encontrar esos elementos comunes, siempre dentro de la Constitución y de la coherencia. Lo que no vamos a hacer es dialogar con los independentistas que quieren romper España ni con una extrema izquierda comunista que reniega de la transición y del pacto y del consenso que esta generó.

¿El Estado de los Autonomías no tiene vuelta atrás para el PP?

No, nosotros creemos que el Estado de las Autonomías ha generado frutos muy importantes para el desarrollo de la democracia en nuestro país pero tampoco podemos perder de vista algunos elementos que están por encima, en el título uno de nuestra Constitución, como la igualdad de todos los españoles. Estado de las Autonomías, sí, pero igualdad de derechos. La cartera sanitaria de servicios, por ejemplo, tiene que ser igual en todos los territorios. No puede ser que según donde hayas nacido o donde vivas tengas derecho a unos servicios sanitarios de menor o peor calidad porque así lo decidan las Comunidades Autónomas, sino que tiene que ser homogénea. El sistema educativo, igual: los niños no pueden estudiar historias o geografías distintas porque vivan en un sitio o en otro. No se trata de una recentralización, sino de fortalecer los principios de igualdad de todos los españoles y que el Estado central ejerza sus competencias. Porque cuando el Estado transfiere la educación o la sanidad, no se olvida de ellas: las leyes básicas, del Estado, tienen que garantizar la igualdad en todo el territorio y eso quizás, en algún caso, no se está cumpliendo adecuadamente, y hay que fortalecer esa inspección. Cuarenta años después de la Constitución sería conveniente replantearnos dónde estamos. ¿Es razonable que los médicos o los profesores cobren distinto según en qué Comunidad Autónoma trabajen? ¿Eso es el Estado Autonómico? Son ese tipo de cosas las que creemos que habría que armonizar, pero manteniendo nuestro Estado Autonómico, que ha dado resultados positivos.

En la provincia, según las encuestas, el PP perdería el segundo diputado…

El auge de Vox o de Cs podría generar una rebaja en el voto al PP y, por tanto, un triunfo del PSOE. Sería una paradoja que el bloque de centro-derecha tuviera una mayoría de votos frente a un bloque de izquierda con menos votos pero más escaños. Si eso pasase, algo habríamos hecho mal. Y es que el sistema electoral tiene estas consecuencias. Yo hago un llamamiento al voto responsable y razonable y al sentido del interés general de España. A aquellas personas que están enfadadas con el PP y creen que votando a Cs o a Vox van a articular mejor sus intereses, les pido que piensen que, con ese voto, el PSOE puede acabar teniendo más diputados y más senadores. Imagino que ningún votante de centro derecha quiere ver a Sánchez presidente del gobierno. El primer partido más votado se lleva dos diputados, y el segundo, uno, y el PP debe ser el partido más votado si queremos que gobierne el centro-derecha.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información