AUTOPRIMA MERCEDES AUTOPRIMA MERCEDES
22 de Mayo de 2019 Son las 10:02

Entrevistas

Entrevistas

Especial Semana Santa 2019
Luis Carlos Sahuquillo

"Los ciudadanos quieren a gente moderada y coherente"

El candidato socialista pide el voto a los progresistas para que Vox no entre en el Parlamento por la provincia de Cuenca

Imagen principal de la noticia
Fotos: Saúl García
26/4/2019 · Gorka Díez

De dos elecciones generales, las de 2015 y 2016, en las que el PP gobernaba y partía como favorito, hemos pasado a una nueva cita electoral convocada por un gobierno socialista y en la que las encuestas dan favorito a Pedro Sánchez. Algo que el cabeza de lista del PSOE por Cuenca al Congreso, Luis Carlos Saquillo (Valencia, 1966), atribuye a la preocupación de su partido por las personas y a su moderación.

Han cambiado muchas cosas con respecto a las anteriores elecciones generales...

Es verdad que ha habido un antes y un después del 1 de junio, donde el PSOE y la mayoría absoluta del arco parlamentario pusieron una moción de censura porque entendíamos que había que darle dignidad al Parlamento español y al Gobierno de España, ya que había salido una sentencia que fallaba contra el PP por financiación irregular, una voz en grito que todos conocíamos: que la caja b del PP ha sido un escándalo durante dos décadas. Entendíamos que Rajoy no podía seguir ni un minuto más al frente del gobierno. Hasta en cinco ocasiones le dijimos que estábamos dispuestos a retirar la moción de censura si Rajoy dimitía, pero prevaleció su interés personal sobre el del partido. Ahora estamos viendo lo que ha ocurrido: el PP se está despedazando por todos los sitios y en diez meses creo que Pedro Sánchez le ha dado la vuelta a este país, como si de un calcetín se tratara, intentando poner en la agenda cuestiones sociales que redunden en la calidad de vida y el bienestar de las personas.

¿Qué medidas concretas destaca de lo aprobado en este tiempo?

Creo que han sido muchísimas. Es importante que los pensionistas tengan un incremento del 1,6 por ciento, y las pensiones mínimas, que por desagracia son las que prevalecen en Cuenca, incluso de hasta el 3 por ciento. O que las viudas de más de 65 años tengan un incremento todavía mayor, de en torno a un 7 por ciento. Más si lo comparamos con los últimos años del gobierno de Rajoy, que en 2013 decidió, unilateralmente, modificar el acuerdo del Pacto de Toledo e incrementar las pensiones solo un 0,25 por ciento: la inmensa mayoría de los conquenses, cuando recibía la carta, comprobaba que la subida no llegaba a un euro, que costaba más la carta que la subida. Además, vaciaron la hucha de las pensiones: el Gobierno de Zapatero la dejó en 67.000 millones y el PP la ha bajado hasta los 8.000. Otras cuestiones importantes han sido recuperar el subsidio para los mayores de 52 años después de que el PP lo hubiera elevado hasta los 55. Esto beneficia a personas que estaban muy preocupadas porque no tenían ningún tipo de ingreso al estar parados. También es importante que los empleados públicos, parte importante de los paganos de esta crisis, hayan tenido un incremento de un 2,25 por ciento en su nómina. O la recuperación de la universalidad de la sanidad, que el PP, de forma muy sectaria, le quitó a personas que no tenían absolutamente de nada. Por ejemplo, se ha conseguido que los pensionistas que cobran menos de 11.200 euros al año no tengan copago farmacéutico y que las familias con ingresos inferiores a los 9.000 euros, tampoco. También destacaría una cuestión que antes se había hecho en Castilla-La Mancha: el retorno del talento joven con ayudas a las empresas que quieran contratar a jóvenes formados que se tuvieron que marchar por la falta de oportunidades. En lo concerniente a la provincia, se han aprobado cuestiones de trascendencia vital. Una de ellas, poner dinero sobre la mesa para construir la nueva Comisaría de Cuenca. En la época última del gobierno de Zapatero se dejó todo previsto, pero llegó el gobierno de Rajoy y durante siete años no hizo absolutamente nada. Vinieron sus distintos secretarios de Estado a anunciarla, cada vez en un sitio distinto, pero luego ni ponían dinero. Y la otra es que Pedro Sánchez ha escuchado al presidente y a los socialistas de Castilla-La Mancha, a la sociedad conquense, a los ecologistas y a otras fuerzas políticas progresistas que desde hace muchos años dijimos que no queríamos el cementerio nuclear. Este se ha paralizado y hay una garantía de que, si sigue Pedro Sánchez, no va a haber cementerio nuclear en Villar de Cañas. En cambio, si gobiernan las derechas, retomarán el proyecto, porque no han tenido ningún pudor en anunciarlo tanto el presidente del PP en Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, como el cabeza de lista del PP, Rafael Catalá, ese señor que ha estado desaparecido desde que dejó el Ministerio de Justicia, sin venir a Cuenca para nada aunque ahora, como es nuevamente candidato, ha vuelto como si fuera un vecino más, pero pasa de Cuenca como se ve al decir que el cementerio nuclear es la panacea para solucionar los problemas de Cuenca. Algo de risa si la situación no fuera tan grave.

Falta que el ATC se paralice definitivamente, pues el Gobierno está a la espera de diseñar su política energética...

Yo tengo el compromiso inequívoco del presidente del Gobierno, y así también lo tiene el presidente regional, de que el cementerio nuclear no se va a instalar en Villar de Cañas.

Lo que el candidato del PP a la región no garantiza es seguir con el hospital…

El señor Núñez es el heredero del PP de Castilla-La Mancha porque el dedo mágico y maravilloso de Cospedal le designó como su sucesor. A mí me parece que insulta a los conquenses cuando viene aquí a defender con vehemencia ese cementerio nuclear y sin embargo dice no saber si va a seguir con el hospital de Cuenca, que va a consultar primero a los profesionales sanitarios, obviando todo el trabajo que se hizo en su momento porque el Sescam, y sus dirigentes, se reunieron con los profesionales e hicieron un plan funcional para retomar las obras del hospital que inició el gobierno de Barreda y paralizó Cospedal. Paralización por la cual el Gobierno de Castilla-La Mancha ha tenido que indemnizar con casi seis millones de euros a la empresa que tenía adjudicado un proyecto que ahora va viento en popa, solo hay que pasarse por El Terminillo y ver que hay más de un 35 por ciento del proyecto en ejecución y casi 180 personas trabajando en él. Que no tengan ninguna duda los conquenses de que, a pesar del PP de Núñez y del PP de Benjamín Prieto, vamos a hacer el hospital de Cuenca, un hospital moderno y acorde con las necesidades de la provincia.

Si sigue Pedro Sánchez no va a haber cementerio nuclear en Villar de Cañas. En cambio, si gobiernan las derechas, retomarán el proyecto

Se han aprobado abonos Avant para el AVE a Madrid. Pero parece que son insuficientes… ¿Se puede hacer algo más?

Nosotros, a propuesta del Gobierno de García-Page, pedimos al Gobierno de España que se declarara de utilidad pública la línea Madrid-Cuenca-Albacete. El Gobierno lo hizo pero solo en parte, de Cuenca a Madrid. Me consta que mi compañero Manolo González, actual cabeza de lista de Albacete, ya ha hecho las propuestas al Gobierno de España para recuperar esa situación. Se trata de un proyecto al que el gobierno del PP se comprometió pero nada hizo. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, va a retomar esa idea para que haya más trenes e incluso más baratos porque entendemos que, para Cuenca, la llegada del AVE fue un éxito tremendo: cuánto quisieran otras provincias como Soria o Teruel tener esa posibilidad. Lo que tenemos que hacer es optimizarlo al máximo.

¿Qué se puede hacer en la lucha contra la despoblación?

El Gobierno central ha puesto en estos diez meses 80 millones de euros para luchar contra la despoblación, que ya es algo más de lo que hizo Rajoy. Hace unos años junto a mis compañeros Félix Lavilla, diputado de Soria, y Vicente Guillén, diputado de Teruel, defendíamos a ultranza y con muchísimas iniciativas en el Parlamento español la lucha contra la despoblación, pero el gobierno de Rajoy no nos escuchó en nada, absolutamente en nada, porque eran las propuestas de tres diputados de tres provincias del PSOE. Eso fue un error. El Gobierno de Castilla-La Mancha en cambio ha sido muy sensible y ha puesto muchos recursos sobre la mesa. Escuché desde el primer día al vicepresidente primero de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, plantear que hay que tener una fiscalidad positiva para la gente que invierta en el medio rural. En cuanto a las nuevas tecnologías, hay que garantizar que haya una cobertura adecuada y perfecta de telefonía móvil, de 4G. Esto es vital para el teletrabajo. Y, sobre todo, hay que seguir garantizando los servicios públicos. Cuando escucho a la gente de Vox decir las barbaridades que dice, a las que el señor Casado se ha unido, me parece una aberración. Porque está poniendo en duda las autonomías, y si no hubiera autonomía difícilmente podríamos hacer ahora esta obra en el hospital de Cuenca, tener 36 centros de salud abiertos en la provincia, más de un centenar de consultorios locales, colegios, en algún caso con solo dos alumnos, en sitios pequeños que Cospedal cerró. Porque si se cierran las escuelas, si no hay consultorios locales, la gente se va de los pueblos. Sabemos que son caros, que sería mucho más fácil si todo el mundo viviese en la capital, pero la gente tiene derecho a vivir en los pueblos, en estos más de 17.100 kilómetros cuadrados que tiene de extensión la provincia de Cuenca. Siempre destaco un proyecto que iniciamos con la Diputación cuando la presidía Luis Muelas y yo estaba en la administración regional. Decidimos construir tres residencias de mayores en Priego, Cañete y Beteta. Dos las terminamos a finales de 2010, la otra, la de Beteta, se quedó a medias. En 2011 llegaron el gobierno de Cospedal y el de Prieto y decidieron parar esos proyectos. Ahora, donde hemos podido actuar, ha sido en la de Priego, que era de la Junta y ya la hemos abierto. Coonseguimos que 150 personas mayores de la Alcarria y de la Sierra puedan seguir viviendo en su pueblo o en su comarca y garantizamos que casi 120 personas puedan trabajar en estas residencias, con lo que facilitamos la fijación de población. La de Cañete, que también se construyó, Prieto se la cedió al ayuntamiento para que la pusiera en marcha, una barbaridad con lo difícil que eso es, de modo que aún está sin abrir. Y la de Beteta no la ha querido terminar y cada día se inventa un nuevo rollo para no hacerlo. Nuestro compromiso como gobierno de Castilla-La Mancha es que, cuando ganemos la Diputación, terminaremos y abriremos la residencia de Beteta y daremos una solución a la “chapa” que ha hecho Prieto cediendo la residencia de Cañete a un ayuntamiento que es inviable que la pueda poner en marcha

El PP ha pasado de Rajoy a Pablo Casado, a quien en una intervención en Cuenca se le contabilizaron una veintena de insultos a Sánchez: “traidor, felón, ilegítimo, mentiroso compulsivo, incapaz, ocupa”…

Me parece una vergüenza que el único argumento de quien quiere ser presidente del gobierno sea insultar de esa forma tan vil. Yo creo que la moderación es crucial y esa va a ser la cruz del PP. La gente valora que Pedro Sánchez no insulta absolutamente a nadie, que es moderado, y que se podrá equivocar, claro, porque todos los que toman decisiones se equivocan, pero nunca va a actuar de forma tan miserable. Porque, siempre lo he dicho, todos los políticos tenemos nuestra familia, nuestros amigos, nuestros vecinos, la gente que nos quiere, y que se siente mal cuando ve este despropósito. Que diga esos insultos tan graves como está haciendo todos los días, esas barbaridades... La última cuando retomó el tema del terrorismo cuando este partido, el PSOE, siempre ha dado muestras de estar al lado de las víctimas y acabó con el terrorismo con Zapatero y el ministro del Interior Rubalcaba, algo de lo que no hemos sacado pecho porque somos más leales en este país que los que se dicen patriotas y luego se llevan los cuartos a Suiza o a Panamá, como estos del PP. Cómo puede utilizar de una forma tan ruin y mezquina el terrorismo, del que ya denostamos todos, que tanto padecimos, y los socialistas sufrimos en nuestras propias carnes con muchos de nuestros militantes. Yo conozco personalmente a Casado y me parece increíble que haya pegado este giro tan radical. Hace cuatro o cinco años, cuando tuve contacto con él a través de una comisión que compartíamos de seguridad vial, no tenía este tic-tac insultón como ahora, sacando a colación cuestiones que no vienen al caso. Yo creo que lo que tiene que hacer es presentar su proyecto para el país y no querer ser más de extrema derecha que los de Vox, que bastante tenemos ya con estos que quieren eliminar las autonomías y dicen que hay que llevar armas. Creo que los ciudadanos quieren a gente moderada y coherente y que Pedro Sánchez representa la moderación y el señor Casado, la estridencia y el insulto.

Esa moderación es la que podría dar la victoria a Sánchez el 28 de abril…

La moderación y que los ciudadanos están viendo que lo importante, para nosotros, son las personas. Con el mismo presupuesto que tenía Rajoy, hemos hecho cosas distintas. Algo similar a lo que se ha hecho en Castilla-La Mancha en estos cuatro años de Emiliano García-Page: con el presupuesto que tenía Cospedal, hemos hecho todo lo contrario que ella. Y en esa atención a las personas, en esa política social al servicio de los ciudadanos, y en la moderación y coherencia de Pedro Sánchez, los conquenses, después de treinta años, van a votar masivamente al PSOE. Y yo aquí confío en que la gente progresista, moderada, de izquierdas, valore que, si quiere un presidente progresista, en Cuenca necesitamos su voto. El voto es útil cuando sirve para cambiar las cosas, y el voto de los conquenses lo será si conseguimos dos diputados y tres senadores que coadyuven a que Pedro Sánchez sea el presidente del gobierno. Solo hay que echar mano de las últimas elecciones que ha habido aquí y ver los resultados electorales que han tenido los partidos progresistas, bien sea IU, bien Podemos, cuando fueron separados en 2015 o juntos en 2016: con esos votos hubiéramos conseguido el segundo diputado. Siendo la lista más votada, que es a lo que aspiro, nos podemos jugar el segundo diputado con Vox. Y eso es lo que tienen que valorar los progresistas de Cuenca, la gente moderada de Cuenca, la gente de izquierdas de Cuenca. Mira que lo siento, porque bien me gustaría que, si alguien tuviera que venir al Parlamento como diputada y esta no fuera Gracia (Canales, número 2 del PSOE al Congreso), fuera alguien de izquierdas o progresista, pero ellos saben que es imposible. Quien tiene opciones para ello es Vox, así que yo espero que nos apoyen para que Vox no entre en el Parlamento por la provincia de Cuenca y Gracia esté acompañándome para intentar trabajar, como siempre hemos hecho los socialistas conquenses, por mejorar las condiciones de vida y el bienestar de los ciudadanos de la provincia.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información