09 de Enero de 2017
Entrevistas

María Jesús Gómez del Moral: "Mariscal hace un uso partidista del bastón de mando"

  • Nacida en Cuenca (1963), esta licenciada en  Derecho compatibiliza su empleo de  asesora jurídica en el hospital con la portavocía del GMS tras la renuncia de Juan Ávila.  Lo hace, así, sin estar liberada y con el reto de hacer de Cuenca una ciudad “más viva”.
boton compartir en twitter Share this Facebook
María Jesús Gómez del Moral: "Mariscal hace un uso partidista  del bastón de mando"
G. D.
"No entiendo cómo es posible que un alcalde, sea del color que sea, rechace la oferta de un presidente regional de contar con 150.000 euros de la Junta para la Fundación Turismo"
El Grupo Socialista está encabezado, desde septiembre de 2015, por María Jesús Gómez del Moral Martínez, que tras más de treinta años como militante de base del PSOE ejerce esta responsabilidad tratando, según asegura, de ser constructiva buscando siempre lo mejor para la ciudad, aunque sin pasar por alto el incumplimiento de algunas promesas electorales del partido ahora en el poder. “Hemos preguntado veinte mil veces que cuándo van a bajar los impuestos y no solo no los han bajado, sino que nos los han subido, un claro incumplimiento electoral”, sostiene.

–¿Cómo ve la ciudad tras año y medio de gobierno del PP?
Muerta, sin movimiento. Mariscal no ha aprovechado bien que Cuenca haya celebrado el XX aniversario de la declaración de la ciudad como Patrimonio de la Humanidad para hacer algún evento extraordinario, como el que se ha hecho en la Catedral con Ai Weiwei, que nos hubiera puesto más en valor. Todo ha sido programación ordinaria. Y en cuestiones de intendencia interna, como la limpieza, ¿qué puedo contar? La ciudad está más sucia que nunca, llena de graffitis. Una ciudad Patrimonio no puede estar así. Con el tema de los coches, el descontrol es tremendo: de repente aparecen los municipales en la Plaza Mayor un fin de semana y ponen multas, y al siguiente no. No hay criterio ni dirección. Nosotros intentamos construir pero es muy difícil hacerlo con un alcalde que arremete de forma sistemática contra la oposición. No sé ya cómo decirle que él es el alcalde, quien tiene que trabajar. Pero nos quita la palabra, le pedimos documentación y no nos la da… Está haciendo un uso absolutamente partidario y partidista del bastón de mando que tiene como alcalde pese a que tiene solo diez concejales. La gente nos reconoce que estamos haciendo una oposición constructiva, dura cuando hay que criticar algo, pero él no solo no valora eso, sino que va a su bola, sin contar con nosotros para nada.

–Tras la renovación, Carretería presenta mejor aspecto que con las tablas…
Es que solo faltaría que estuviera peor. Nos hemos gastado 150.000 euros, un dinero que hemos tirado, porque lo que han hecho ha sido quitar las tablas y pintarla. Teníamos pendientes las ayudas del Dusi, que cuando las solicitamos dijimos que una parte podría destinarse a urbanizar como dios manda Carretería. Y ahora han llegado 10 millones de euros. Pero el problema está en que había que destruir, quitar las tablas a toda costa, a pesar de que había muchas otras calles a las que les hubiera venido muy bien esa inversión, porque la ciudad está llena de baches: todos los días se aprueban responsabilidades patrimoniales de gente que se cae en las calles. 

–El Consistorio ha anunciado un plan de movilidad, aunque ya se han hecho varios en los últimos años …
Sí, se han hecho muchísimos planes, y se supone que ahora van a hacer un macroplan con fondos de las ayudas Dusi. Quieren valorar, según han dicho en privado, peatonalizar más calles. Aunque Carretería amenazaron con abrirla al tráfico y nosotros presentamos una moción junto con C´s para que se quedara peatonal.

–A lo mejor más que estudios se trataría de intentar que se use menos el coche…
Podemos estar todo el día vendiendo motos, pero la gente no es tonta y sabe lo que hay. Si quieres hacer una buena movilidad, tienes que buscar la sostenibilidad y, sobre todo, quitar los coches. Y para eso en una ciudad como Cuenca solo hay una opción: mejorar el transporte público. Pero ellos, en vez de mejorarlo, han quitado autobuses. Viven en una contradicción total. 

–En el equipo de gobierno les culpan a ustedes de la situación del transporte público por el contrato firmado en la anterior legislatura, poco dotado económicamente, con 470.000 euros anuales…
Han mentido tanto en ese asunto… Pero una mentira, por muchas veces que se repita, no se convierte en verdad. Empezaron diciendo que debíamos 700.000 euros, y al final fueron 140.000. Es verdad que mis compañeros habían incrementado las líneas de autobús, y por eso se había subido mínimamente el contrato, cuyo precio igual sí era muy ajustado, pero tenían una especie de pacto no escrito con la empresa adjudicataria según el cual el equipo de gobierno no le exigía las mejoras a las que se había comprometido, entre ellas comprar tres autobuses, ofrecer cursos de formación, etcétera, mejoras que valían muchísimo dinero. Y el coste entonces sería, a mi juicio, cero. Por tanto, que no mientan. 

–Con ese dinero no invertido por la empresa se podían haber evitado los recortes en las líneas….
Era el argumento que nosotros utilizábamos, pero que no han querido atender. Porque ellos son lo que son: de derechas. Y lo que a la derecha le gusta es recortar servicios públicos. Esa es la verdad. Luego podemos ser más o menos simpáticos, pero la derecha de esta ciudad es lo que es: no nos equivoquemos.

–En materia de limpieza, se van a unificar las cuatro concesiones en una sola. ¿Qué esperan de ello?
De momento vamos a ver si se produce la adjudicación definitiva y si se mejora, porque falta hace. Hubo un estudio para intentar remunicipalizar los servicios, pero en este momento la situación del plan de ajuste nos lo impide, según nos hizo saber la propia interventora. Pero en un futuro habrá que verlo. 

–En el tema del Bosque de Moneo, respaldan rehabilitarlo y buscarle un uso...
Nosotros hemos reiterado hasta la saciedad que hay que hacer algo con el Bosque de Acero. De hecho Juan (Ávila) ya intentó un concurso de ideas para ver qué se podía hacer. Y en esta legislatura apoyamos una moción que presentaron los compañeros de C´s valorando la posibilidad de intentar buscar alguna opción. Si no se hubiera dejado y se hubiera reparado mínimamente, no estaría ahora como está, pero si vas abandonando las cosas, es lo que tiene. José Manuel (Martínez Cenzano), que fue uno de los que idearon este tema y sigue confiando en él, hablaba de intentar negociar con la Confederación Hidrográfica del Júcar y ha tenido conversaciones con (Francisco Javier) Pulido, con Juan, con (Ángel) Mariscal, intentando buscar una solución. Yo creo que es un lujo para la ciudad y que hay que darle una solución.

–¿Y qué opinan de los edificios a medio hacer de los agentes sociales?
Es un tema caliente y queremos saber qué planteamiento tienen. Yo ya le he dicho al alcalde que los nueve concejales socialistas no vamos a consentir que le regale al Ministerio del Interior el edificio de los sindicatos para la comisaría de la Policía. Si tenemos que concentrarnos, lo haremos. Para nosotros es una línea roja.

–Ahora que el turismo es percibido como el principal instrumento para generar empleo, choca que haya desaparecido la Fundación Turismo Cuenca…
No entiendo como es posible que un alcalde, sea del color que sea, rechace la oferta de un presidente regional de contar con 150.000 euros de la Junta para la Fundación Turismo. Y ahora mismo yo no encuentro otra manera de apostar por la ciudad que no sea el turismo. Me encantaría que se instalaran 200 empresas, pero no veo el camino. El Gobierno regional apoya a la ciudad, y ahí está el ejemplo de la exposición de Ai Weiwei, pero no es de recibo que luego se ningunee, cuando bienvenidos todos los visitantes que ha tenido. Ahí Mariscal tiene un cero, porque no solo no ha hecho nada, sino que encima ha intentado obstaculizar lo que han intentado hacer los demás.

–Da la impresión de que el PP no quería que siguiera la Fundación por el hecho de haber una militante del PSOE entre sus trabajadores, Nieves Mohorte…
Yo la percepción que tengo es que no quieren que siga cualquiera cosa que huela a PSOE. Es verdad que hay una deuda y que se apoyó una moción para intentar salvarla, porque la situación era complicada, pero si todas las administraciones hubieran querido, se podía haber salvado. Si Ayuntamiento y Diputación son del mismo color, y encima la Junta te está diciendo que sí… 

–Sigue sin mejorarse la conexión con la estación del AVE…
No vemos la mejora aunque Mariscal se ha comprometido a ello unas cuantas veces. Esto solo se hace poniendo más transporte público o llegando a algún acuerdo con los taxis. No hay otra manera. Porque la estación a Cuenca ya no la podemos traer.  

–Ubicarla en La Estrella fue un error…
Es evidente que fue un error. Pero como tantas otras cosas. El otro día hablábamos de Villa Román IV. A lo mejor hace diez años se podía construir allí, ahora no. Hace diez años no teníamos la idea que tenemos ahora, pero ya no tiene solución. Lo que tenemos que hacer es intentar ser constructivos y buscar soluciones. Hay un montón de ciudades que tienen el AVE fuera y tienen soluciones. Nosotros podemos tenerlas también. Pero como no se soluciona es reduciendo transporte público.

–En cuanto a la contrataciones de personal externo, según C´s los procesos son ahora más abiertos y transparentes...
Están en su derecho de decir lo que quieran, pero faltan a la verdad diciendo eso. Porque, por lo que se refiere a la contratación del abogado, había un escrito del decano del Colegio de Abogados diciendo que los requisitos para esa selección eran absolutamente restrictivos, pero ellos votaron a favor, lo cual me parece bien, porque es lo que tiene la política: cada uno se va con los suyos. Ha sido una de las mayores vergüenzas que se han producido en el Ayuntamiento. Y ahora pretenden sacar las mismas bases, que según el Colegio son cuando menos arbitrarias y discriminatorias, para seleccionar al letrado. Me temo que la selección se va a tener que producir entre los mismos letrados. Si eso es mejorar… 

–¿Y qué les pareció el proceso para nombrar al gerente de la Fundación Cultura?
Simplemente eligieron al que todos sabíamos que iban a elegir. 

–En IU les acusan a ustedes de votar con el PP en asuntos como reconocimientos de créditos, el plan de ajuste…
Es que por eso somos el PSOE, y no IU. Nosotros lo que somos es constructivos, y aunque sabemos que lo sencillo es votar en contra a todo, somos conscientes de que el Ayuntamiento tiene que seguir funcionando. Fundamentamos siempre nuestro voto y el señor que le ha vendido al Consistorio una fotocopiadora hace tres años, si no la ha cobrado todavía, la tiene que cobrar. Si eso hay que hacerlo a través de un reconocimiento extrajudicial, aunque es un procedimiento anómalo... En Izquierda Unida votan siempre en contra y yo no les censuro, porque además ni gobiernan ni van a gobernar nunca, tienen bien asumido su papel de oposición. Pero nosotros somos un partido que aspira a gobernar, con lo cual no se puede votar en contra a todo. Discutimos el voto, lo consensuamos, y cuando tenemos que votar con el PP, o con Ciudadanos, o con IU, lo hacemos. Pero, vamos, me cuido mucho de censurar la tarea de mis compañeros de oposición: la oposición no hay que hacérmela a mí, sino a Ángel Mariscal. Que no se les olvide a los compañeros de IU.

–La relación con el equipo de gobierno no parece buena…
No es mala pero porque nosotros no queremos que sea mala. Hemos tenido que presentar una moción reprobándole a su portavoz porque me ha agredido personalmente. En el primer pleno de diciembre se permitió decirme delante de todo el mundo que a mí me conocen todos. Siendo yo además una mujer, queda fatal. Son comentarios de muy mal gusto, que me hacen daño. Como cuando me dijo que era inmoral. Nos ponen muy difícil que la relación sea buena.

–Hay mucha confrontación…
Es verdad que hay mucha tensión. Y nosotros en el grupo municipal de verdad que somos muy constructivos aunque a mí muchas veces me apetezca votar en contra porque soy militante del PSOE de toda la vida y he sufrido las purgas de Cospedal en mi puesto de trabajo, porque fui la única asesora jurídica fija a la que amortizaron la plaza. Pero no hago eso que muchas veces me pide el cuerpo porque creo que ese no es el camino. Si lo que dice Mariscal es bueno, no me voy a oponer porque lo diga él. Porque se supone que lo que queremos todos, o al menos nosotros, es que la ciudad vaya mejor. 

–Al inicio de la legislatura se podía pensar que, al haber cuatro grupos, las posturas iban a estar menos polarizadas, pero no está siendo así…
No, está muy polarizado. Y además no hay que engañarse: la oposición somos nosotros, el PSOE, y ellos lo saben. C´s en definitiva son la pata que les apoya en lo importante, como es lógico, como nos pasa a nosotros con IU, que tienen sus planteamientos pero en lo importante casi siempre estamos juntos. Porque la ideología de izquierdas es una y la de derechas es otra, y de hecho estamos sentados unos en la derecha y otros en la izquierda. Puede haber una izquierda y una derecha más moderadas, pero es lo que hay. Y, al final. cada oveja, con su pareja.

–Asuntos cotidianos, como la limpieza o el arreglo de una calle, no deberían estar sujetos a la ideología de partido...
Pero el problema es que no arreglan las calles... Por lo menos el PSOE siempre apoya cosas que son buenas para la ciudad, pero es muy complicado porque ellos quieren hacerlo complicado.

–En el PSOE han surgido críticas por la abstención en la investidura de Mariano Rajoy. ¿Cuál es su opinión?
Como portavoz del grupo no hago declaraciones, pero como militante creo que la situación es lamentable. Espero que haya primarias cuanto antes. Yo soy de las que opinan que los militantes tenemos que votar y que esto no puede demorarse más. Tenemos que elegir un candidato y mejor hoy que mañana. Es algo de lo que nuestros militantes tienen que darse cuenta: un partido sin militantes no es nada. Y quien diga lo contrario no es socialista. 

–Pero que haya un gobierno parece que es bueno para el país, que otras elecciones hubieran sido nefastas para España y también para el PSOE…
Yo es que en eso tengo mi propia opinión. Uno de mis grandes disgustos es que Cospedal sea ministra porque mis compañeros se han abstenido. Una señora que a esta ciudad y a esta provincia nos ha hecho un daño terrible, terrible, y a mí personalmente al amortizarme la plaza porque estaba todos los días enarbolando la bandera de la sanidad pública. Desde el punto de vista personal, como militante, es algo que me cuesta digerir.

–¿En qué Cuenca le gustaría vivir?
En una Cuenca viva, fundamentalmente. Es verdad que los cuatro años de Cospedal han hecho un daño terrible, y que remontar cuesta, pero me gustaría ver una ciudad con movimiento, de la que la gente no se tenga que ir por falta de empleo. Yo vivo aquí y quiero seguir viviendo aquí, que mi hija siga viviendo aquí, y esa es una de las razones por las que una está aquí peleando. Por razones retributivas, como me decía el alcalde, no será, porque no estoy liberada.

Galería de imágenes del artículo: María Jesús Gómez del Moral: "Mariscal hace un uso partidista  del bastón de mando"

< VOLVER IMPRIMIR EL ARTÍCULO
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Plataforma Afectados por la Banca en Cuenca
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
La Esencia
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
XII Marcha Blume
Guía de servicios
Amigos del Teatro
El Rento
Per Tutti
Herbarium
Web Dinámica
Diamante Tapas
© Copyright La Noticias de Cuenca       ||       Diseño, programación y hosting by web dinámica ®