17 de Julio de 2019 Son las 11:32

Empresas

Empresas

Especial Semana Santa 2019
vehículos

Cómo vender tu coche viejo sin pasar por el desguace

Cuando no está claro el valor del vehículo, lo mejor es llevar a cabo una evaluación profesional que permita conocer qué canal de venta es el más beneficioso en función del valor real del vehículo.

Imagen principal de la noticia
Foto: Saúl García
7/2/2018 · Las Noticias

Los motivos por los que un coche acaba en el desguace normalmente tienen que ver con su estado. O son demasiado viejos, o han sufrido una avería demasiado costosa, o han tenido un accidente y ya no compensa repararlos. Desde enero de 2017, además, los desguaces son los únicos establecimientos con capacidad legal para vender un coche por piezas, ya que la nueva normativa emitida por el Gobierno prohíbe terminantemente la venta de recambios entre particulares, e incluso sanciona a los talleres que montan componentes usados si no proceden de un desguace legal.

El desguace en sí mismo también debe cumplir con la ley, y estar catalogado como un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos; esto es, un espacio que esté acondicionado para llevar a cabo el proceso completo de descontaminación del coche, extracción de sus piezas, reciclaje y compactación. La normativa se puso en marcha para ajustarse a la legislación europea, y reducir poco a poco la huella medioambiental de la chatarra.

Para dar respuesta a la pregunta ¿cuánto me dan por mi coche en un desguace?, es importante tener claro que estos centros suelen estar interesados en la compra de coches que aún retienen algo de valor en sus componentes, pero que son difíciles de vender como un todo en el mercado de segunda mano. Su negocio se basa en la rentabilidad que ofrece el margen de compraventa de las piezas usadas, por lo que cualquier propietario que quiera vender su coche en un desguace debe tener claro que el precio dependerá siempre del estado del vehículo y su antigüedad, y que siempre será más bajo de lo que conseguiría vendiendo el coche completo a través de otros canales.

Si por ejemplo el coche tiene más de quince años, será difícil conseguir algo más que una cantidad simbólica por él después de darlo de baja en el Registro General de Vehículos de la DGT. Esta fina línea, la que separa el valor venal de un coche de segunda mano para un particular o un concesionario, del de otro demasiado viejo para tener valor por sí mismo pero que aún puede venderse por piezas, es precisamente la que debe trazar el propietario del coche si quiere sacarle el máximo beneficio a la venta.

En estos casos, cuando no está claro cuál puede ser el valor del vehículo entero o desguazado, lo mejor es hacer uso de una herramienta de tasación para obtener una estimación del valor del coche en función de su antigüedad, kilometraje, modelo y demanda en el mercado. O, mejor aún, llevar a cabo una evaluación profesional, que permita conocer qué canal de venta es el más beneficioso en función del valor real del vehículo.

Temas relacionados:
vehículosVenta de coches
logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información