10 de Diciembre de 2018 Son las 12:45

Cultura

Cultura

Especial Día de la Mujer 2018
Semana del Cine

La Semana de Cine de Cuenca se consolida como referencia cultural

El éxito de público supone un reconocimiento y respaldo al trabajo realizado colectivamente y garantiza su continuidad

Imagen principal de la noticia
Presentación del cortometraje ‘Tahrib’, de Gerard Vidal Cortés.
1/12/2018 · Pepe Alfaro

El objetivo prioritario que contrajo la Directiva del Cineclub Chaplin cuando asumió la recuperación de la extinta Semana de Cine era convertir esta cita con el mejor cine español del momento en una referencia cultural en el otoño conquense. Franquear ampliamente la barrera de los tres mil espectadores en cinco días de proyecciones se puede considerar un éxito notable para una ciudad en ocasiones algo adormecida a estímulos de esta naturaleza. En cualquier caso, el coordinador Jaime Alonso consiguió cerrar un programa extraordinario con los títulos más destacados del panorama actual de nuestro cine. El éxito de público supone un reconocimiento y respaldo al trabajo realizado colectivamente, nutre los estímulos del equipo que lo hace posible y, de alguna manera, la consolidación garantiza su continuidad, pues supone una buena inversión de los recursos públicos que financian la Semana de Cine.

Siete obras intensas, heterogéneas y estéticamente arriesgadas a las que habría que añadir seis cortometrajes igualmente llamativos, entre los que sobresalió Cerdita, una historia sobrecogedora y terrorífica, según la definió su directora Carlota Martínez durante la presentación; aunque en el apartado de metrajes breves la mejor ovación se la llevó La noria, un fantástico film de animación luminoso y perfeccionista realizado por Carlos Baena, experimentado animador que lleva más de dos décadas trabajando para los grandes estudios de la industria americana.
El martes 20 de noviembre comenzaban las sesiones con la proyección de Carmen y Lola, una película que encandilaba a los espectadores por su frescura y franqueza, lo mismo que su protagonista Zaira Romero, la joven protagonista que reivindicaba su origen merchero para superar la acepción despectiva arraigada al propio término; en su encuentro con los estudiantes de los institutos conquenses la mañana del miércoles volvió a demostrar una simpatía y desparpajo que le auguran un futuro prometedor en el cine español, y probablemente su nombre sonará en la próxima edición de los premios Goya. El mismo día, los estudiantes de Imagen Personal del IES Pedro Mercedes llenaron de colorido los rostros de muchos jóvenes espectadores.

La Semana contó con una proyección especial para alumnos de instituto

Uno de los empeños de la organización es intentar conseguir la presencia en nuestra ciudad de algunos de los autores de la película en cualquiera de los ámbitos de realización, interpretación o producción. Loable labor no siempre fácil que en esta ocasión (con alguna ausencia notable) nos ha regalado presentaciones interesantes y debates participativos, recuperando un hábito enriquecedor casi totalmente relegado en el pasado.

La actriz Eva Llorach nos introdujo en el oscuro universo de Quién te cantará, cuya sobresaliente y esforzada interpretación, por cierto, invierte el proceso de fagocitación narrado en la película, sombreando a su famosa partenaire Najwa Nimri. El productor de Viaje al cuarto de una madre, Josep Amorós, desveló el proceso constructivo de la película en el pueblo sevillano de Constantina, de donde la directora Celia Rico es originaria.


Aunque a algún aislado y airado espectador le pareciera mal que Las distancias se hablara principalmente en catalán (también está dialogada en castellano, inglés y alemán), la directora Elena Trappé plasma una realidad insoslayable, retrato, por otra parte, del contexto social plural y multicultural de este país, como modélicamente ejemplificó el actor almeriense Bruno Sevilla al explicar durante el debate que tuvo que aprender el idioma para crear el personaje de Eloi, de alguna manera el catalizador de esta historia de antiguos colegas que se reencuentran en Berlín.


El sábado se cerraba la Semana con la proyección del único documental programado, El silencio de otros, película necesaria y comprometida, valiente y política, que se apoya en tres pilares de víctimas sin apenas voz: aquellos que luchan por recuperar sus ancestros de las fosas comunes, los torturados en las cárceles y las madres que sufrieron el robo de sus hijos al nacer. La directora Almudena Carracedo, que junto a su compañero Robert Bahar ha trabajado durante siete años para sacar adelante el proyecto, ofreció una animada charla sobre el proceso creativo, las dificultades y la intención de este trabajo que ha sido reconocido en multitud de festivales internacionales, como el Premio del Público en la Berlinale, sin ser mencionado siquiera por la Televisión Pública en su momento.

CARTELES DE CRUZ NOVILLO
Finalmente, la exposición dedicada a mostrar las creaciones del artista conquense José María Cruz Novillo en el ámbito del cartel de cine, será inaugurada el jueves día 13 de diciembre a las doce horas, en la Sala de Princesa Zaida, y contará con la presencia del autor. La idea del Cineclub Chaplin, promotor de la muestra, era hacerla coincidir con la Semana de Cine y extender su presencia durante algunas semanas; por cuestiones de programación la muestra se ha tenido que trasladar de fechas pero estará disponible hasta el día 6 de enero, al objeto de que tanto los conquenses como los visitantes puedan disfrutar de más de sesenta trabajos que se presentan por primera vez al público. Además, se presentará el libro cuidadosamente editado con motivo de la exposición donde se recogen todos los carteles de cine firmados por Cruz Novillo.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información