22 de Marzo de 2019 Son las 22:08

Cultura

Cultura

Especial Día de la Mujer 2018
ATC

De Nueva York a Londres con La Fuga Radiactiva

Tras su paso por Manhattan, el corto que alerta sobre los peligros del ATC llega este lunes al Ateneo de Madrid

Imagen principal de la noticia
Imagen de la dramafestación con la que se inició el rodaje en Cuenca
11/3/2019 · Dolo Cambronero

‘La Fuga Radiactiva’, un cortometraje que advierte de las consecuencias que podría tener un posible accidente en el almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares que se proyectó construir en el municipio conquense de Villar de Cañas, acaba de visionarse en Nueva York y se está en conversaciones para que la cinta llegue a Londres y a otras ciudades europeas como Berlín o París. “Queremos que se convierta en una herramienta de activismo”, subraya Eduardo Soto, guionista y director de la obra.

Además, el corto llegará este lunes 11 de marzo al Ateneo de Madrid. La cita será a las 18:30 horas. Soto detalla que también se están haciendo gestiones para que se exhiba en otras ciudades españolas y europeas.

El director de a Fuga Radiactiva se muestra muy satisfecho por haber podido mostrar el corto en un centro social en pleno corazón de Manhattan. El centro fue fundado por Dorothy Day, una “pacifista convencida” que escribió contra el bombardeo atómico en Hiroshima y Nagasaki. “Nos pareció un buen marco para alertar del peligro que entraña la presencia nuclear”, recalca.

Soto aprovechó esa visita para reunirse con representantes de asociaciones ecologistas norteamericanas, quienes le explicaron que en Estados Unidos hay un proyecto para construir un ATC al lado de Nuevo México. Ante esta situación, el director detalla que ‘La fuga radiactiva’ les pareció una “herramienta adecuada” para hacer pedagogía. Así, se han quedado con la cinta para mostrarla a colectivos vecinales, ecologistas y antinucleares.

Soto recuerda que el cortometraje arranca en la redacción de un medio de comunicación en la que se recibe el aviso de un terremoto ocurrido en Villar de Cañas, tras el que se produce una fuga radiactiva que obliga a evacuar la capital. Y precisamente el martes 5 de marzo, un seísmo de magnitud 2,7 en la escala de Ritcher fue detectado en Villarejo de Fuentes, a unos 15 kilómetros de Villar de Cañas.

En este sentido el director del corto señala que este suceso evidencia que “no era un disparate” pensar que pudiera suceder un terremoto en la zona donde se ubicará el silo nuclear. “El evento improbable se ha convertido en probable”, señala, añadiendo que aunque en esta ocasión no ha sido grave, “podría serlo”.

Temas relacionados:
ATCFuga radioactivaEduardo Soto
logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información