16 de Junio de 2019 Son las 5:33

Cuenca

Cuenca

Especial Semana Santa 2019
Turismo

Turismo "inteligente" para luchar contra la despoblación

Tempus Cuenca apuesta por rutas menos conocidas que la Ciudad Encantada o el Nacimiento del Río Cuervo como la de los dinosaurios o el yacimiento de Valeria

14/4/2019 · Gorka Díez

Son jóvenes y tienen una sólida formación: Alejandro Cruz Serrano (Madrid, 29 años) es graduado en Historia y Cristian Herraiz López (Cuenca, 28 años) en Humanidades, y los dos cuentan con el máster que les habilita para impartir clases en Secundaria y Bachillerato y con el título oficial de guías turísticos.

Sus conocimientos, unido a su carácter inquieto, les llevó a poner en marcha, el pasado agosto, una nueva e innovadora empresa de rutas turísticas, Tempus Cuenca, que se basa en el concepto de turismo inteligente.

“Queremos lanzar visitas guiadas que pongan en boga símbolos clave de Cuenca más allá de las Casas Colgadas y El Tormo de la Ciudad Encantada”, señala Cruz.

Así, una de sus enseñas es el Concavenator corcovatus, más conocido como Pepito, el depredador descubierto en Las Hoyas que se ha convertido en el símbolo de la empresa junto al triforio de la Catedral y el escudo de Cuenca. Con él como protagonista, ofrecen una ruta de dinosaurios que recorre parte de la provincia.

“Es algo que faltaba en Cuenca, que dispone sin embargo de varios centros de interpretación y el Museo Paleontológico. En nuestra ruta recorremos Buenache de la Sierra, Las Torcas de los Palancares con sus puestos de geología para que la gente entienda cómo podía ser la flora y fauna en aquellos años, y los centros de interpretación. Finalizamos en el museo, que nos parece un gran museo y es el colofón perfecto”.

El yacimiento arqueológico de Valeria es otra de las visitas por las que apuestan. “Llevamos al visitante a Valeria para que sea un arqueólogo el que enseñe el trabajo de campo que se está realizando. Un trabajo muy duro e importante que desgraciadamente no recibe la consideración que merece a nivel de presupuesto público o privado y de consideración de la opinión pública”.

La meditación también entra en su itinerario, con un recorrido en el que muestran las hoces de la capital y las plantas medicinales para acabar con “una estupenda meditación”, apunta Herraiz.

Y, para quienes quieran conocer la parte más lúdica de Cuenca, ofrecen una ruta de la noche conquense que incluye catas de vinos, una cena en La Grotte del Huécar y el paso por pubs como la Taberna Jovi y Los Clásicos. “La gente puede probar los mejores caldos de la tierra, las mejores cervezas, la mejor gastronomía”.

En las visitas, dirigidas a un público de todas las edades y con cabida para grupos de hasta 200 personas, tratan de evitar que la gente deje de prestar atención y se disperse, para lo que huyen de las palabras excesivamente académicas y buscan ser amenos, apoyándose además en un proyecto de videomaping que permite el acceso a escenarios virtuales.

BLOG Y YOUTUBE

Junto a las rutas, cuentan con una plataforma on-line a través de la que divulgan el patrimonio histórico, cultural y científico de la provincia. En él cuelgan artículos en un blog y disponen de un canal en Youtube con microentrevistas a personalidades de la cultura como el paleontólogo y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid Jesús Marugán-Lobón o el coleccionista de arte y autor del Objeto Encontrado Antonio Pérez.

El objetivo, apunta Herraiz, es divulgar Cuenca y contribuir, de esta manera, a que la ciudad “esté en lo más alto, que es algo que se merece” pero que considera que no todos los conquenses terminan de entender, infravalorando la ciudad.

A ello añaden las posibilidades de generar empleo que están convencidos de que ofrece un sector como el turístico, contribuyendo así a luchar contra la despoblación. “Creo que Cuenca no se vende bien al resto del país cuando el turismo interno es muy importante. Si haces que el turista se quede enamorado de esta tierra, habrá jóvenes que no sepan muy bien qué hacer y decidan venirse a vivir aquí, o gente que piense en venirse a vivir al jubilarse, al igual que ocurre con los turistas extranjeros en el Levante, que se quedaron prendados de la zona en los años sesenta y setenta y se fueron a vivir allí. Eso permitiría una creación de empleo estable y que la gente pudiera tener una estabilidad y formar una familia sin tener que marcharse a otros lugares”, incide Cruz.

Temas relacionados:
TurismoCuencaEmpresas
logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información