27 de Junio de 2019 Son las 3:05

Cuenca

Cuenca

Especial Semana Santa 2019
Caso Morate

No hay rastro de la presencia de Laura y Marina en el piso de Morate

Según varios policías nacionales que participaron en la segunda inspección ocular

Imagen principal de la noticia
Urbanización Ars Natura, donde estaba el piso de Morate
26/10/2017 · Mónica Jiménez

En el piso 2º A del portal 10 del número 3 de la calle río Gritos de la urbanización Ars Natura de Cuenca en el que se pierde la pista de Laura del Hoyo y Marina Okarinska y que era propiedad de Sergio Morate, el acusado del asesinato de ambas, no hay rastro evidente de la presencia de ninguna de las dos jóvenes.

Así lo han confirmado varios agentes de Policía Nacional expertos en la realización de inspecciones oculares que participaron en el segundo registro que se practicó en dicho domicilio el 21 de octubre de 2015 y en el que intervinieron tres botellas de plástico “con la forma de la Virgen de Lourdes”.

Una inspección técnico policial “bastante concienzuda”, han asegurado, ya que comenzó a las 13.07 horas y concluyó a las 17.39 horas y en el transcurso del cual los agentes recogieron gran cantidad de muestras de todo tipo de restos, objetos o señales, incluidas huellas y perfil genético. Desde el hall y por todo el domicilio “desde la puerta de entrada”, han especificado, indicando que se analizó incluso el suelo y las ventanas y se recogió parte de la ropa del acusado según oficio del Juzgado de Instrucción número 1 de Cuenca.

Asimismo, aplicaron un test orientativo para determinar la existencia de sangre que se remitió para su análisis.

Junto al registro del domicilio, durante la misma jornada también se registró el trastero y el Seat Ibiza rojo en el que, presuntamente, Sergio Morate podría haber trasladado los cadáveres hasta Palomera.

UNA HOJA

A lo largo de la jornada vespertina del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial contra Sergio Morate también se han expuesto los análisis de restos de flora procedentes de muestras recogidas en el vehículo Opel Frontera consistentes en una hoja que apareció en el asiento del conductor, así como restos de metales recogidos en el asiento trasero y que, al cotejarse con una muestra de las hojas de los arbustos que rodeaban la fosa en que fueron hallados los cadáveres resultó coincidente en cuanto a características morfológicas.

No obstante, según los expertos, la distribución geográfica de este tipo de hoja “es bastante extensa y abarca todo el territorio nacional”.

CINTA ADHESIVA

En la misma sesión también ha testificado una perito de la Unidad Central de Análisis Científico de la Comisaría General de Policía Científica que, remitiéndose a un informe del 24 de noviembre de 2015, en el que se estudiaron varios fragmentos de cinta adhesiva negra recogida en el cuerpo de Marina así como de cinta adhesiva trasparente y bolsas de basura pequeñas y grandes y un rollo de cinta americana recogidos de la vivienda de Morate para comprobar si dicha cinta eran coincidentes y ha establecido que, una vez analizadas y cotejadas, “se concluye que las recogidas durante la autopsia no coinciden ni física ni analíticamente con los vestigios recogidos en la casa, no es la misma cinta”.

No obstante, también ha precisado que la cinta adhesiva americana procedente de la inspección ocular y posteriormente analizada estaba sin abrir.

CAL VIVA

Asimismo, ha testificado el agente que acudió a una tienda de venta de materiales de construcción ubicada en el Polígono Sepes de Cuenca capital para comprobar si vendían cal viva. Varios empleados le confirmaron que sí “y que hacía un tiempo, unos días, se habían vendido dos sacos de quince kilos según un albarán de las oficinas”, aunque, con posterioridad, “no pudieron asegurar si era cal viva o de construcción”.

En todo caso, desde la tienda “negaron que fuese Sergio quien había comprado los dos sacos porque lo conocen”.

El mismo agente tomó declaración a la madre de Sergio Morate después de la desaparición de Laura y Marina, declaración en la que le aseguró que su hijo no que no había dormido en casa el día 6 “porque la cama estaba hecha y que él no la hacía”.

“Dijo que estaba muy alterado por la ruptura con Marina y que últimamente había tenido problemas con esta chica que parece ser que le afectaban”, ha añadido.

Por la sala de vistas también ha pasado el policía que atiende al nombre de Javier y al que Sergio Morate se dirigió al descender del avión en Torrejón de Ardoz y, ya en la zona de reseñas, el acusado le preguntó “qué hacía allí”. “Yo le dije que llevaba solo unos meses en Policía Judicial y él era prácticamente el primer detenido que hacía”, ha explicado.

“Para que veas la que he liado, ya soy famoso, he venido con los GEO en el avión de los ministros, estoy esperando donde el rey, con todas las televisiones y la he liado más que Bretón”.

Dicho agente coincidió con Morate en el gimnasio, al que ambos acudían a mediodía y donde el acusado “hacía musculación, estaba muy musculado en brazos y piernas”.

INFORME ALTERNATIVO A LA AUTOPSIA

Finalmente, también han comparecido dos profesores honorarios de Medicina Legal y Medicina Forense y Toxicología de la Universidad Complutense de Madrid que han dado cuenta de un informe solicitado por el abogado de la defensa y fechado el 25 de enero de 2017 y según el cual, basándose en la observación de fotografías, han puesto en duda que la muerte de Marina Okarinska se produjera por asfixia mecánica con una brida que habría reducido el perímetro del cuello de la víctima de 23 a 8 centímetros de diámetro, porque “si eso ocurre, tendría la cabeza suelta y eso no puede ser”.

Asimismo, en caso de estrangulación “a lazo, hay que apretar la brida y esta tiene que tener suficiente longitud como para ser agarrada y, para estrangular con una brida, normalmente, hay que coger por los dos extremos”, además, han dicho no apreciar el surco “compatible con una estrangulación a lazo” ni tampoco los arañazos revelados por el forense como signo de “instinto de supervivencia”.

Tan solo han admitido que el golpe que recibió en la parte posterior de la cabeza “sí pudo producirle la inconsciencia porque es un golpe contuso y llegó a la masa cerebral”, pero han dicho “no llegar a más”.

En el caso de Laura del Hoyo también han descartado que el fallecimiento se produjera como consecuencia de una estrangulación manual y han aseverado que el puñetazo que recibió en el pómulo izquierdo y el golpe en la cabeza “no son ni siquiera importantes”.

Temas relacionados:
Caso MorateJuicio
logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información