23 de Septiembre de 2019 Son las 9:56

Cuenca

Cuenca

Especial Semana Santa 2019
Limpieza de calles

Agua y detergente para intentar mejorar la limpieza de la ciudad

“No vale con echar agua una vez al año”, advierten en Fuente del Oro, uno de los barrios por los que ya han pasado estos vehículos. Serían apenas un par los coches que recorren la ciudad con este nuevo sistema

Imagen principal de la noticia
Un trabajador municipal un domingo en la plaza de los Carros, próxima al botellón de la Plaza de España. Foto: G. D.
12/8/2018 · G.Díez

Vehículos con potentes mangueras a través de las que el suelo se limpia combinando agua y detergente. Es una de las principales novedades de la nueva gestión del servicio de limpieza de la ciudad, adjudicado a Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), que entronca con uno de las primeras medidas tomadas por el actual alcalde, Ángel Mariscal, al poco de tomar posesión de su cargo, cuando ordenó a la anterior empresa baldeos con agua a presión que llegaron a vías como Fray Luis de León o Ramón y Cajal pero que entonces no dieron la impresión de tener la continuidad necesaria.

Se trata de unos vehículos que se han visto recorrer distintos puntos de la ciudad, desde la céntrica plaza de España, donde se utilizan todos los fines de semana tras el habitual botellón, a barrios como Tiradores, Fuente del Oro, San Antón o Las Cañadillas, aunque de momento no con la frecuencia que para los vecinos sería lo deseable, pues hay calles que apenas han recibido una visita de estos vehículos en los ya camino de dos meses de la nueva gestión del servicio, cuando entienden que para que la limpieza se note debe mantenerse a lo largo de los días, realizándose cuando menos un par de baldeos por semana en una misma calle.

Según la información a la que ha tenido acceso Las Noticias, el principal problema es que apenas habría un par de vehículos dedicados a esta tarea en toda la ciudad que estarían, eso sí, funcionando en turno tanto de mañana como de tarde y de noche. Y el segundo problema es el elevado coste que esta limpieza podría tener, al gastarse mucho agua y mucho detergente.

Algunos barrios

En el Casco Antiguo, al ser Patrimonio de la Humanidad, sus calles suelen ser regadas cada día y desde hace años, al menos lo que son sus vías principales, como la calle Alfonso VIII o la Plaza Mayor. El presidente vecinal, Gerardo Rubio, agradece que ahora al agua se le haya empezado añadir detergente, aunque asegura desconocer si esta limpieza llega a calles más pequeñas del Casco Antiguo.

Elena Castillejo, presidenta de los vecinos de Las Quinientas, reconoce que la limpieza ha mejorado gracias a los nuevos vehículos, que según ha observado pasan entre dos y tres veces a la semana por este barrio y cuya labor cree fundamental sobre todo ahora en verano, aunque reconoce que es posible que no lleguen a todas las calles.

Menos efectivos de limpieza tiene el barrio de la Fuente del Oro, aunque su presidente, Antonio Gómez, asegura haber visto en las últimas semanas algunos operarios pasando la fregona por las aceras tanto en este barrio como en la zona de Cuatro Caminos. Le parece bien pero advierte de que, para notarse en las calles, debe llevarse a cabo con cierta regularidad. “No vale con echar agua una vez al año”.

En lo que respecta a los vehículos con manguera, asegura no haberlos visto todavía pero cuestiona que sean del todo eficaces si no se retiran los coches aparcados junto a las aceras.

Jesús González, del Pozo de las Nieves, tampoco ha visto estos vehículos pero admite que pueden ser efectivos para limpiar la calzada, aunque añade que lo necesario es actuar en las aceras, algunas de las cuales “no se sabe ni el color que tienen”. Lamenta además que este barrio, pese a estar a escasos 25 metros del centro, no sea una zona prioritaria de limpieza.

Nueva maquinaria

Además de la mezcla de agua y detergente, la nueva concesionaria ha adquirido nuevos equipos como una máquina quitachicles que a través de un líquido suprime los chicles adheridos al pavimento que afean la vía pública. Labor no obstante “lenta y delicada” ya que hay que ir chicle a chicle, y en retirar solo uno se van entre 20 y 30 segundos, de ahí que inicialmente la idea sea utilizarla en las zonas más turísticas y transitadas del Casco Antiguo.

También se han adquirido catorce carritos portacubos, “versátiles y ligeros” que favorecen su movilidad por calles estrechas como las del Casco Antiguo o Tiradores, ocho equipos sopladores y cuatro desbrozadoras; máquinas que apuestan por las energías limpias y reducen la contaminación. Todo con el objetivo de que Cuenca empiece a estar más limpia. Aunque la propia empresa concesionaria reconoce haberse encontrado cierta “dejadez” en algunas zonas de la ciudad y advierte de que “va a costar ponernos al día”.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información